La consideración de los Bolos como parte esencial de nuestro legado cultural y como elemento indispensable en las señas de identidad de Cantabria es algo incuestionable en nuestra región.

Así lo reconoce el Estatuto de Autonomía de Cantabria que, en el Artículo 30º del Título II, dice: "Corresponde a la Comunidad Autónoma de Cantabria, sin perjuicio de la obligación general del Estado, la defensa y protección de los valores culturales del pueblo cántabro".

Por lo tanto es tarea de nuestras Instituciones la conservación y desarrollo de las diversas modalidades de Bolos practicadas en Cantabria como forma de mantener vivo y dar impulso a nuestro patrimonio cultural. 

Fruto de esta idea y de una vieja aspiración de la Federación Cántabra de Bolos, nace el Proyecto Educativo MADERA DE SER, que debe su nombre a la conjunción de dos conceptos: identidad regional (manera de ser) y la materia fundamental de elementos de juego (madera).      

Este Proyecto se hace realidad al comienzo del curso 2000-2001 tras la firma de un convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y Juventud del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander, y tiene por objeto la consecución de un gran objetivo:

"Que nuestros escolares, en su proceso de educación integral, tengan conocimiento de la cultura y tradiciones del pueblo cántabro a través de las distintas modalidades de Bolos de nuestra región: Bolo Palma, Pasabolo Tablón, Pasabolo Losa y Bolo Pasiego".

Más información