Su objetivo es reconocer su contribución y especial trascendencia para la revitalización económica, social y cultural de esas zonas

 

 

El Boletín Oficial de Cantabria publica hoy la orden por la que se clasifican como de especial dificultad los centros educativos ubicados en zonas con peligro de despoblamiento. De este modo, el Ejecutivo autonómico busca reconocer la especial trascendencia para la revitalización económica, social y cultural de esas zonas.

Los requisitos para que un centro educativo sea considerado de especial dificultad, según lo establecido en esta orden, son que se encuentre ubicado en un municipio con una densidad de población menor a 12,5 habitantes por Km 2; radicar en un municipio con una población de menos de 2.000 habitantes o que estos centros estén ubicados en una localidad de difícil situación orográfica y de infraestructura viaria, con escasa disponibilidad de transportes públicos. Además, otro de los aspectos que se tendrán en consideración es que no dispongan en su entorno próximo de servicios culturales, educativos y de cuidados alternativos a la primera infancia.

Por ello, y con el fin de incentivar que el personal docente opte por desempeñar su trabajo en los mismos, se adoptan una serie de medidas para promocionar a este profesorado, con el fin de contribuir a la estabilidad de la plantilla docente en los mismos. En los concursos de traslados, por cada año como personal funcionario de carrera en el centro, se otorgarán como mérito, 2 puntos y por cada mes completo 0,1666 puntos, cuando se concurse desde estos centros. No obstante, no se computará a estos efectos el tiempo que se haya permanecido fuera del centro en situación de servicios especiales, en comisión de servicio, con licencias por estudios o en supuestos análogos que supongan que no hay desempeño efectivo del puesto de trabajo.

En el caso de funcionarios interinos se les computará, como mérito en los diferentes procesos selectivos para el ingreso como funcionario docente de carrera, los años de docente en estos centros de especial dificultad. Se otorgará hasta un máximo de 2 puntos.

Número de unidades y arreglo escolar

Sobre el número de unidades referidas a dos o más niveles educativos consecutivos dentro de la misma o distinta etapa, se flexibilizará el número mínimo de alumnos para mantener tales unidades separadas.

Y en lo que respecta a la negociación del arreglo escolar de estos centros, se flexibilizará el número de docentes habilitados, así como que estos, en casos excepcionales y en jornada completa, puedan tener hasta triple perfil, considerando las necesidades del centro y según los criterios que se establezcan en las instrucciones correspondientes.

Asimismo, se reconocerán horas de apoyo a la función directiva para docentes que no formen parte del equipo directivo.

Ante la falta de servicios de guardería en las zonas en las que radican estos centros, con el fin de contribuir a la correcta socialización de los niños y niñas de primera infancia y de contribuir a fomentar la igualdad de género, se facilitará la implantación completa del primer ciclo de Educación Infantil.

Otra de las medidas que contempla esta orden es la relativa a las convocatorias oficiales que realice la Consejería con competencias en Educación, relacionadas con proyectos de innovación educativa, para lo que se tendrá en cuenta para su concesión, la clasificación de estos centros como de especial complejidad, siempre que reúnan los requisitos exigidos en cada convocatoria.

Con el fin de extender la sociedad del conocimiento a las zonas rurales en riesgo de despoblamiento, dentro de los límites presupuestarios y técnicos, la Consejería competente en materia de Educación dará un trato preferencial a estos centros, en cuanto a la instalación de infraestructuras informáticas de banda ancha, así como para la dotación de los correspondientes equipos informáticos.

Centros educativos con esta clasificación

Tendrán la calificación de centros educativos de especial dificultad los Centros de Educación Especial (CEE) y las aulas de Educación Especial:el CEE Pintor Martín Sáez, en Laredo; CEE Parayas, en Camargo; CEPA Berria, en Santoña; las Aulas de Educación Especial del CEIP Ramón Laza en Cabezón de la Sal; las Aulas de Educación Especial del CEIP Gerardo Diego en Santa María de Cayón; el Aula de Educación Especial del CEIP Alto Ebro en Reinosa, así como el Aula de Educación Especial del IES María Telo, en Los Corrales de Buelna.

Debido a las especiales características geográficas del Valle de Liébana, su lejanía de los principales núcleos urbanos de Cantabria, así como por su escasa oferta de transporte público, tendrán también la calificación de centros educativos de especial dificultad aquellos que estén ubicados en dicho valle, el CEIP Concepción Arenal; el CEPA de Potes, el CRA Liébana y el IES Jesús de Monasterio.