El 9 de octubre es una fecha muy vinculada a la cueva de Altamira.

DÍA EUROPEO DEL ARTE RUPESTRE

 

Es difícil imaginar qué tipo de cosas se le pasarían por la cabeza a María Sanz de Sautuola cuando estaba leyendo la misiva, pues provenía de la pluma de alguien que, desde el descubrimiento de las deslumbrantes imágenes, se había manifestado incrédulo ante algo tan apabullante, extraño y asombroso que podía socavar los cimientos de una balbuceante ciencia como era la prehistoria en el último cuarto del siglo XIX.

Lamentablemente, el mensaje de monsieur Cartailhac nunca pudo ser recibido por Marcelino Sanz de Sautuola, el padre de María, responsable de haber anunciado al mundo, en sus Breves apuntes, el descubrimiento del primer arte de la humanidad, ya que había fallecido en 1888.

Cartailhac pide, en esa correspondencia del 9 de octubre de 1902, disculpas por haber tardado tanto tiempo en reconocer que fue un error no asumir que aquellas pinturas eran prehistóricas.
Desde 2019, la Unión Europea ha querido inmortalizar aquel día, declarando que cada 9 de octubre se celebre el Día Europeo del Arte Rupestre y que todas aquellas regiones del viejo continente, que tengan ese excepcional patrimonio en cuevas, abrigos o sitios al aire libre, abran sus puertas y enseñen a la sociedad la magia de un legado ancestral.

Cantabria es una referencia mundial en cuanto a arte rupestre paleolítico se refiere. Sus diez cuevas declaradas Patrimonio de la Humanidad constituyen las auténticas joyas y embajadoras de este pequeño territorio del norte de España, y se suma a esta gran celebración animando a toda la comunidad educativa a conocerlas y protegerlas: Altamira, Chimeneas, Chufín, Covalanas, El Castillo, El Pendo, Hornos de la Peña, La Garma, La Pasiega y Las Monedas.

Gonzalo Pedro Sánchez Eguren 

                                        

Más información sobre las cuevas en https://turismodecantabria.com/disfrutala/cuevas