Cantabria pide también una actuación coordinada de los ejecutivos central y autonómicos en relación al deporte escolar.

Los centros educativos reflejan la trasmisión existente

El Gobierno de Cantabria ha defendido hoy que, con los datos existentes hasta la fecha, los centros educativos están reflejando el nivel de trasmisión del coronavirus existente en la sociedad, pero son “espacios más seguros que ningún otro” para niños y jóvenes, en los que se está “evitando” la trasmisión del virus.

Los consejeros de Sanidad y Educación, Miguel Rodríguez y Marina Lombo, respectivamente, han participado hoy en un nuevo encuentro conjunto de la Conferencia Sectorial de Educación y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, presidido por los ministros Isabel Celaá y Salvador Illá para analizar el inicio del curso.

Así, el consejero de Sanidad ha explicado que de las siete cuarentenas cumplidas ya en otros tantos centros educativos cántabros sólo se ha detectado un positivo secundario tras las pruebas PCR realizadas a sus 125 contactos estrechos del ámbito educativo -entre alumnado y docentes-. Un positivo que, además, podría haberse producido fuera del centro. Estos datos, ha continuado, vienen a confirmar que “el ámbito escolar es más seguro que otros de la vida cotidiana de los alumnos”.

En su opinión, la actuación “conjunta y coordinada” de las dos consejerías –Educación y Sanidad- ha permitido un “inicio del curso escolar adecuado” y “se ha actuado de forma rápida cuando ha habido que actuar”.

Por otra parte, ha pedido que la coordinación del Gobierno de España y las Comunidades Autónomas en la organización del curso se produzca también en el ámbito del deporte en edad escolar. Una coordinación que, espera, “se materialice en los próximos días”.

Funcionando bien

Por su parte, Marina Lombó ha considerado que el inicio de este curso “especialmente difícil” se ha desarrollado dentro de la “máxima normalidad dadas las circunstancias”, y ha defendido que los centros educativos están haciendo las cosas “muy bien”.

En este sentido, considera que el protocolo de vuelta a las aulas, que cada centro ha adaptado a su realidad a través de sus respectivos planes de contingencia, y el de gestión de casos COVID en el ámbito educativo que han puesto en marcha Educación, Salud Pública y el Servicio Cántabro de Salud están “funcionando bien”, y ha destacado el ‘corredor COVID’ que permite una gestión “ágil y rápida” de cada caso.

En su opinión, los datos de trasmisión secundaria son “muy favorables hasta el momento” y ha asegurado que se seguirán “muy de cerca”. “Hemos sabido siempre que los positivos de la sociedad llegarían a las aulas, lo importante es que no se produzcan contagios dentro de los centros”, ha dicho.

En este sentido, ha agradecido a los centros educativos el esfuerzo para mantener unas medidas “que no son fáciles, que complican el día a día”, así como el compromiso y la responsabilidad del alumnado y familias. En este punto, ha reiterado el llamamiento para que “no acudan a los centros quienes tienen síntomas, son contacto estrecho de un positivo o están pendientes del resultado de las pruebas”.

Además, Lombó ha traslado al Ministerio que sería “conveniente” comenzar a trabajar en la planificación de los procesos selectivos de personal docente de 2021, después de la anulación de las pruebas que tenían que haberse celebrado este año. En este punto, ha asegurado que la apuesta de Cantabria ha sido siempre la estabilización de las plantillas docentes y, además, sostiene, “los opositores necesitan cuanto antes todas las certezas que, dentro de estas circunstancias, podamos ofrecerles”.

Formación Profesional

En el encuentro se han analizado las recomendaciones realizadas por el Ministerio para los centros educativos cuyas instalaciones se desarrollan actividades de carácter práctico en Formación Profesional e implica la entrada de personas ajenas a los centros. Unas recomendaciones realizadas a instancias de las Comunidades Autónomas, y que permiten este extremo cuando sean “imprescindibles”, extremando las medidas de seguridad y siempre con el visto bueno del responsable COVID de centro.

Además, se ha dado traslado a las Comunidades Autónomas un informe elaborado por la Abogacía del Estado en relación a la realización del módulo profesional de formación en centros de trabajo (FCT) en empresas o entidades que tengan trabajadores acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). El texto establece que “no existe impedimento jurídico alguno” para realizarlas.

Por último, según ha explicado Lombó, el Ministerio de Educación se ha comprometido a introducir los cambios normativos necesarios que permitan adaptar los currículos y las programaciones didácticas “con mayor agilidad”, así como flexibilizar los requerimientos de las FCT y la FP Dual.