46.000 alumnos de Infantil, Primaria y Educación Especial vuelven a las aulas cántabras, que cuentan ya con más de 338 docente que el año pasado

Arranca el curso en Cantabria en una jornada marcada por la normalidad dentro de una incertidumbre lógica

 

 

La “normalidad” y la “tranquilidad” se han impuesto hoy como protagonistas de la primera jornada de regreso a las aulas en Cantabria, como ha manifestado hoy la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, quien ha reconocido también la “incertidumbre lógica” de la comunidad educativa por el contexto actual y tras seis meses sin educación presencial.
Lombó, que se ha desplazado hasta el CEIP Elena Quiroga de Santander, ha manifestado que esta vuelta al cole arranca “dentro de la incertidumbre lógica que puede tener la comunidad educativa”, pero con “muchísima normalidad” y con “muchas ganas de que llegara este día”, por lo que ha calificado este inicio de curso como un “día de felicidad”, después de tantos meses sin asistir presencialmente a los centros educativos.
La consejera ha agradecido a las familias su “colaboración” y su “confianza” en los preparativos de los centros educativos, y ha manifestado que se verá recompensada cuando sus hijos vuelvan a casa y “les cuenten que han visto la cara de su profesor y de sus amigos”, una situación que les aportará “mucha más tranquilidad”.
La consejera de Educación ha estado acompañada por la directora de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García y la directora del CEIP, Elena Lledias, quien ha asegurado que el equipo directivo y el claustro ha afrontado las medidas de adaptación con “muchísimo entusiasmo y muchísimo trabajo”, tras todo un verano de trabajo en el que se ha implicado toda la comunidad educativa. Lledias ha recordado que se había enviado toda la información sobre clases, tutores, accesos, etc, un trabajo previo “importante” que ha facilitado una entrada ordenada y ha evitado que se suscitasen dudas en el acceso.

Cobertura de plazas docentes
Con respecto a la plantilla docente, ha indicado que este curso arranca ya con 338 docentes más que el pasado.  Un esfuerzo importante, al que hay que añadir el que realizará la Consejería para cubrir en veinticuatro horas las bajas que se produzcan entre los tutores del alumnado de Infantil y Primaria. Para trasladar la envergadura de esta actuación, ha explicado que, a día de hoy, hay 482 docentes en situación de baja laboral.
En total, hoy estaban llamados a las aulas 46.119 alumnos matriculados en Infantil, Primaria y Educación Especial en los 206 centros educativos de Cantabria que imparten estos niveles.
El 10 día arrancará el curso para los alumnos de los niveles de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.