El departamento que dirige Lombó traslada a los centros las medidas de distanciamiento y seguridad que deben regir durante este proceso
 
 

La Consejería de Educación ha solicitado a las familias del alumnado que ha de solicitar plaza en alguno de los centros educativos de Cantabria entre el próximo lunes, día 11, y el 22 de mayo que lo hagan preferentemente a través del sistema que se habilitará en la plataforma educativa YEDRA y que sólo se desplacen a los centros quienes no puedan hacerlo por esta vía.

Este plazo de solicitud de matriculación está dirigido a quienes se incorporen por primera vez al sistema educativo cántabro (alumnos de Educación Infantil o quienes se trasladan desde otras Comunidades Autónomas, por ejemplo), al alumnado que quiere cambiar de centro y, también, a quienes, por cambio de etapa, vayan a un centro nuevo si el de su elección no coincide con el que se les ha adjudicado durante el proceso de adscripción. Por ejemplo, un alumno que pasa de sexto de Primaria a Primero de la ESO y la familia quiere optar a una plaza en un instituto diferente al que se le ha adjudicado durante el proceso de adscripción.

Como vía general para este proceso, la Consejería aboga por el uso de medios telemáticos. Para ello, se habilitará en Yedra (https://yedra.educantabria.es) un formulario, al que se podrá acceder con las claves de usuario registrado y como no registrado. Se solicitarán los datos mínimos imprescindibles, y toda la documentación habitualmente necesaria para este procedimiento, como el certificado de empadronamiento, se podrá aportar con la solicitud o hacer llegar con posterioridad al propio centro.

En el apartado de escolarización se encuentra toda la información | Enlace

 

Solicitud presencial

Para quienes no puedan realizar la solicitud de plaza a través de medios telemáticos, los centros permanecerán abiertos al público entre las 10:00 y las 12:30 horas. Fuera de este horario, si el equipo directivo de cada centro así lo establece, podrá recibir solicitudes mediante cita previa.

Según establece el plan de apertura enviado ya a los centros y que se complementará con un protocolo elaborado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, para este proceso se utilizarán únicamente los espacios habilitados al efecto.

En todo momento, habrá de haber en el centro algún miembro del equipo directivo, así como el personal que éste considere necesario, que en ningún caso puede pertenecer al grupo de riesgo establecido por las autoridades sanitarias. Se solicita también que se guarden dos metros de distancia entre quienes acudan al centro.