Lombó ha hecho pública esta decisión tras mantener un encuentro con la Junta de Personal Docente

 

 

La Consejería de Educación retrasará a 2021 las oposiciones de Secundaria y otros cuerpos convocadas inicialmente para este año. La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, ha realizado este anuncio después de reunirse esta mañana con la Junta de Personal Docente –integrada por STEC, ANPE, TU, CC.OO., UGT y CSIF- y a la vista de la decisión que en este mismo sentido han adoptado otras Comunidades Autónomas.


La Oferta de Empleo Público (OEP) convocada inicialmente para este año contaba con un total de 282 plazas destinadas a profesores de Secundaria, Formación Profesional, año pasan a 2021 y las 17 restantes –todas ellas de profesores de Conservatorio-estaban previstas y se mantienen para 2022.


Para la titular de Educación, es la opción “más lógica” en la situación de excepcionalidad que se encuentra el país por la pandemia del coronavirus, una decisión, en todo caso, que entiende que “trastoca los planes de miles de opositores, pero era la única posible”. Además, ha explicado que las plazas ya están convocadas y publicadas, por lo que, ha dicho, está “garantizado que no se perderá ni una sola”.
Ésta ha sido, precisamente, una de las reivindicaciones de las organizaciones sindicales, de quienes Lombó ha destacado su “comprensión”. “Han entendido de forma unánime que ésta era la única opción ante la crisis sanitaria y la decisión que en este sentido están tomando otras Comunidades”, ha enfatizado.


Acabar con la incertidumbre

Para la consejera, cualquier otra decisión que no fuese retrasar las pruebas selectivas a 2021 hubiese estado sujeta a la evolución de la pandemia, y, defiende, era “imprescindible acabar con la incertidumbre de miles de aspirantes que se están preparando los exámenes”. Además, ha reconocido como “factor determinante” el hecho de que muchas Comunidades del entorno han optado por retrasarlas.


En este punto, ha explicado que “lo mejor” para garantizar la igualdad de oportunidades sería que esta decisión fuese “común” a todas las Comunidades Autónomas, pero ha reconocido que algunas autonomías aún no se han pronunciado.“Esperamos sinceramente que todas las Comunidades Autónomas entiendan la importancia de adoptar una decisión común, y que las pruebas se realicen de forma simultánea en toda España”, ha finalizado.