Lombó analizará “con detalle” las propuestas de la Junta de Personal Docente

Educación se compromete a disminuir la interinidad y estudiará una reducción de ratios en Infantil

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, se ha comprometido hoy a continuar disminuyendo la tasa de interinidad de los docentes cántabros con ofertas de empleo público “tan potentes como sea posible” y ha accedido a estudiar una reducción progresiva de las ratios en las aulas del segundo ciclo de Educación Infantil (tres, cuatro y cinco años) como “objetivo de legislatura”.

Así lo ha afirmado tras participar esta mañana en un encuentro con la Junta de Personal, que integran los sindicatos STEC, ANPE, TU, CC.OO., UGT y CSIF.

Según ha afirmado, el “compromiso del Gobierno de Cantabria con la estabilidad del empleo docente es firme”. En este sentido, ha avanzado que su departamento ejecutará esta legislatura las Ofertas “lo más amplias” que permitan las directrices que marque el Ejecutivo central en relación a la tasa de reposición y el gasto en personal.

Así, ha explicado que la estabilidad del empleo docente es “lo mejor para toda la comunidad educativa” y constituye un objetivo en el que el Ejecutivo cántabro “ha avanzado y seguirá avanzando”. En este punto, ha recordado que la OEP para este año contará con 282 plazas, de las que 265 se ejecutarán este mismo año.

“Positiva y viable a medio plazo”

Por otra parte, la titular de Educación se ha comprometido a estudiar “con detalle” el conjunto de las propuestas trasladadas por los representantes sindicales, aunque ha advertido de que, su ejecución tal y como se han planteado, conllevaría “importantes partidas presupuestarias”. Por esta razón, ha afirmado, se analizarán cuáles serían viables en el actual marco presupuestario para priorizar, dentro de estas, las que se consideren “mejores para el sistema educativo”.

Así, y tras destacar que la ratio profesor/alumno del sistema educativo cántabro es “de las más bajas de toda España”, Lombó ha afirmado que ve “positiva y viable a medio plazo” una reducción de las ratios en las aulas “de los más pequeños, en las podría ser especialmente recomendable un menor número de alumnos por aula”. Y se ha referido, en concreto, al segundo ciclo de Educación Infantil, los alumnos de entre tres y cinco años.

En este punto, ha aludido al “nuevo escenario” que dibuja la bajada de la natalidad. Una realidad, ha dicho, a la que hay que “mirar con responsabilidad” para adecuar los recursos a la realidad actual de la demografía cántabra y las necesidades que esta plantea en el sistema educativo, atendiendo, además, a las particularidades de las zonas rurales.  

Por otra parte, la Junta de Personal ha solicitado que el Programa de Refuerzo Educativo (PROA), que en la actualidad presta una empresa externa a través de un concurso público, quede en el ámbito público. En este punto, Lombó ha señalado que el contrato suscrito está vigente hasta el curso 2021/22, pero se valora la posibilidad de que vuelva a estar desempeñado por personal docente. De igual modo se ha expresado en lo relativo a las funciones desempeñadas por los auxiliares de conversación que prestan labores de apoyo en los centros educativos.

Por último, la consejera también se ha comprometido a analizar posibles cambios en el sistema de ofrecimiento, pero siempre teniendo en cuenta que estas vacantes sobrevenidas requieren ser cubiertas con urgencia. Desde la Consejería sí se valora acometer cambios. Existen interinos con la titulación precisa que están ocupando plaza en otra lista de especialidades. Se está estudiando la posibilidad de poder concursar en estas vacantes con el fin de irse incorporando a otra especialidad.