El presidente de Cantabria ha intervenido hoy en el acto de homenaje al profesorado celebrado hoy en el Parlamento de Cantabria.
 
"Tenéis en vuestras manos el futuro de Cantabria”, ha asegurado el presidente, Miguel Ángel Revilla, a los docentes que ejercen en la Comunidad Autónoma, a los que ha alentado a “seguir haciendo una Cantabria y una España mejor".

Con estas palabras ha expresado Revilla su apoyo y reconocimiento al profesorado, y en especial a los más de 70 docentes jubilados en el curso 2018/2019, que hoy han sido homenajeados en el Parlamento de Cantabria con motivo del Día del Docente.

Revilla ha defendido el acceso a la educación como solución a muchos de los problemas que afectan a la humanidad, “con una educación en valores de tolerancia y solidaridad el mundo sería muy distinto”, ha remarcado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha agradecido a los docentes jubilados la tarea realizada y ha enfatizado la idea de que “no es posible un mundo sin docentes”, en clara referencia al título de la conferencia impartida por la pedagoga Nélida Zaitegui, bajo el epígrafe ‘¿Es posible un mundo sin docentes?’.

Ante los cerca de 200 invitados que han acudido al Parlamento para asistir a esta celebración, que ha congregado a un nutrido grupo de autoridades y representantes de todos los ámbitos del sector educativo de la Comunidad Autónoma, el presidente de Cantabria ha manifestado que el magisterio es un claro ejemplo de profesión “vocacional” y ha colocado a la educación como “eje para lograr una sociedad más justa y mejor”.

En su discurso de bienvenida el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, ha dicho que “en todos nosotros habita el poso de los maestros que tuvimos” y ha señalado que el conocimiento permite “despertar la sensibilidad y abrir conciencias” por lo que el hombre, no es más que lo que la educación hace de él, “somos lo que aprendemos”, ha aseverado.

Prestigio social de la figura del docente

Tras la apertura del acto con la intervención del presidente del Parlamento de Cantabria, la consejera de Educación, Marina Lombó, se ha referido a la docencia como “generadora de vocaciones” y ha puesto de relieve, como uno de los objetivos marcados al inicio de legislatura, la “recuperación del prestigio social de la función docente”.

Lombó ha subrayado que los docentes constituyen una “pieza fundamental” en nuestra sociedad y ha realizado un llamamiento para que, desde las administraciones públicas, “sigamos trabajando para colocar al docente donde ha de estar, en el centro, y sólo por detrás del alumno, en el sistema educativo”. Para ello ha expresado su compromiso de “seguir dando pasos para incrementar la calidad y caminar juntos hacia la excelencia educativa”.

Para la titular de Educación los maestros y maestras son el “referente” que influye de manera definitiva para “ser lo que hoy somos”. “Hoy los ciudadanos de Cantabria son más críticos y más libres gracias a vosotros”, ha añadido.

Lombó ha finalizado expresando su esperanza de futuro en el relevo y ha asegurado que los 564 maestros en prácticas que se han sumado al sistema educativo de Cantabria, “lo han hecho con la ilusión, compromiso y fe en la docencia con la que lo hicisteis vosotros hace años”.

El acto se ha completado con la participación de la maestra y pedagoga, Nélida Zaitegui de Miguel, que ha sido la ponente invitada este año, con la conferencia ‘¿Es posible un mundo sin docentes?’, en la que ha abordado la evolución de la actividad docente y su papel en el desarrollo de los futuros ciudadanos.

También se ha procedido a la proyección de un video con testimonios de la actividad docente de varios profesores jubilados la titular de Educación ha cerrado el acto. Los docentes jubilados han obtenido como obsequio el libro ‘Vidas maestras’, que reúne el recorrido autobiográfico de varios profesionales de la educación de Cantabria, distintos libros sobre la Comunidad Autónoma y un pin, diseñado por los alumnos de la Escuela de Arte Roberto Orallo, que representa una hoja de tejo.

El acto ha estado amenizado por la intervención musical de un grupo de alumnos y profesores del conservatorio ‘Jesús de Monasterio’ que han interpretado diversas versiones de Edith Piaf, Metallica, Queen o una pieza de la ópera ‘Porgy Ana Bess’ de Gershwin.