Lombó resalta la labor de los inspectores de Educación como “pieza imprescindible” dentro del engranaje del sistema educativo

Cinco nuevos funcionarios han tomado posesión hoy de sus cargos en un acto celebrado en el Parlamento de Cantabria

 

Santander - 20.12.2019

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, ha puesto en valor la labor de los inspectores educativos a los que ha calificado como una “pieza imprescindible” dentro del engranaje del sistema educativo. “Vuestro paso previo por la docencia y el proceso selectivo os dotan de conocimiento profundo del sistema, algo que es imprescindible para todos nosotros”, ha apuntado.

Lombó ha dirigido estas palabras a los cinco nuevos funcionarios que han tomado posesión de sus cargos en el Servicio de Inspección Educativa de su departamento, esta mañana en el Parlamento de Cantabria.

Acompañados por compañeros docentes, familiares y altos cargos de la Consejería de Educación y de la Alta Inspección Educativa los nuevos funcionarios han jurado o prometido sus cargos en un acto celebrado esta mañana en el Parlamento de Cantabria.       

La titular de Educación ha señalado que esta toma de posesión es importante para sus protagonistas a nivel personal y para “conjunto de la comunidad educativa”, subrayando que este nombramiento constituye el premio a “vuestro esfuerzo y vocación de servicio público”.

Según Lombó el objetivo de su departamento es “reforzar más aún vuestra labor” para que familias, alumnos y el resto de docentes sepan que “sois el personal adecuado para resolver cualquier dificultad que pueda surgir en los centros educativos”.

“Sois el nexo de unión entre los centros, alumnos y profesores y los distintos servicios de la Administración educativa”. Por ello, ha apelado a su implicación para “seguir construyendo entre todos, un sistema educativo de excelencia y seguir trabajando por la Educación en Cantabria con el objetivo de que sea la mejor posible”. Lombó ha incidido en esta idea y ha defendido que la Educación solo puede funcionar cuando “todas sus partes funcionan”.

Bajo la fórmula de juramento o promesa los cinco nuevos funcionarios, entre los que también se encuentra la actual directora de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García, han asumido sus cargos con la premisa del “compromiso con la educación como factor de equidad” y “elemento para evitar desigualdades”, según ha expresado en representación de todos ellos, uno de los nuevos inspectores, José Antonio Ortíz.

Se trata del final de un proceso de selección, a través de un concurso-oposición, que se inició con su convocatoria el 6 de mayo de 2015. Las pruebas selectivas se desarrollaron en los primeros meses de 2018 y culminaron, tras la fase de prácticas y la publicación de los respectivos nombramientos, el 17 de octubre de 2019.

Tras la intervención de la consejera se ha procedido a la lectura de los nombres de los funcionarios y su juramento o promesa del cargo. A continuación, un dueto compuesto por profesores del Conservatorio ‘Jesus de Monasterio’ ha procedido a la interpretación del Himno de Cantabria, al que han seguido unas palabras de los nuevos funcionarios, para cerrar el acto con la interpretación de una pieza musical, ‘El invierno’ de Vivaldi.

Funciones del Cuerpo de Inspección Educativa

Entre las labores del cuerpo de inspectores de Educación se encuentran la de supervisar y controlar, desde el punto de vista pedagógico y organizativo, el funcionamiento de los centros educativos, así como los programas que en ellos inciden.

Además, se encargan de supervisar la práctica docente y la función directiva y participar en la evaluación del sistema educativo; velar por el cumplimiento y aplicación de los principios y valores recogidos en la Ley; asesorar, orientar e informar a los distintos sectores de la comunidad educativa sobre sus derechos y obligaciones y emitir informes solicitados por las administraciones educativas, entre otras.

Para acceder al cuerpo de inspectores se precisa ser funcionario de carrera de cualquiera de los cuerpos docentes, tener una antigüedad mínima de seis años y poseer el título de Licenciado, Grado y equivalentes. El Servicio de Inspección contribuye a la calidad del sistema educativa, supervisando, evaluando y orientando y asesorando cuestiones relacionadas con el mismo. En Cantabria hay actualmente 23 inspectores de Educación que realizan estas funciones en los centros educativos no universitarios, públicos y privados de las distintas etapas educativas.