Han conseguido aislar dos cepas de los suelos de Cantabria con potencial antibiótico frente a bacterias multirresistentes.

20 alumnos del IES Lope de Vega participan en el proyecto Micromundo dirigido a detectar microorganismos productores de antibioticos

Veinte estudiantes de 1º de Bachillerato del IES Lope de Vega han participado en el Proyecto ‘Micromundo’, una iniciativa de investigación de carácter internacional, coordinado en Cantabria por el Instituto de Investigación de Valdecilla (IDIVAL), la Universidad de Cantabria y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de Cantabria, así como por las entidades colaboradoras Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y Sociedad Española de Microbiología (SEM), para la exploración de la biodiversidad microbiana de los suelos, en este caso de Cantabria, con el fin de descubrir nuevos microorganismos productores de antibióticos para solucionar el problema del aumento de las enfermedades infecciosas causadas por las bacterias resistentes a los antibióticos. 

Estos alumnos han logrado aislar un microorganismo que posibilita el crecimiento de una de estas bacterias, lo que constituiría una posible línea de investigación para abordar el problema de la resistencia bacteriana y mal uso de los antibióticos.
 
El consejero de Educación en funciones, Francisco Fernández Mañanes, ha visitado hoy el centro educativo para conocer de cerca los resultados de esta iniciativa y ha destacado que este IES cuenta con uno de los índices de alumnos que cursan Ciencias “más altos de Cantabria”, lo que demuestra su interés en la potenciación de la vocación científica. 
 
Fernández Mañanes ha subrayado que, desde su departamento, se persigue que el alumnado obtenga una formación integral y ha apostado por conjugar ciencia y ética para contribuir al “progreso de todos”. Ha afirmado que la educación es la herramienta “más poderosa” para lograrlo y ha apostado por la transferencia del conocimiento en un mundo interconectado. 
 
 
Investigación real
 
El objetivo de este proyecto es involucrar a los estudiantes de 1º de Bachillerato en una investigación real dirigida a solucionar uno de los problemas de salud más graves a los que nos enfrentamos: el aumento de las enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes a los antibióticos. 
 
Basado en una estrategia de aprendizaje-servicio, este proyecto tiene por objetivo la exploración de la biodiversidad microbiana que tienen los suelos en busca de nuevos microorganismos productores de antibióticos.
 
Con este fin, el alumnado ha seguido el protocolo científico trasladado por el IDIVAL, que ha consistido en tomar 10 muestras de suelos en diversos puntos de Cantabria y trasladarlo al laboratorio, donde se han aislado y reproducido las bacterias. Los análisis finales han sido obtenidos por los científicos del IDIVAL.
 
Las conclusiones finales permiten ser muy optimistas, ya que 8 muestras de suelos han dado resultados positivos respecto a la presencia de bacterias con potencial antibiótico frente a las bacterias multirresistentes. De estas 8, llaman la atención dos de ellas: la cepa 456 (Brevibacilus spp), que produce antibióticos para tres bacterias multirresistentes distintas, y la cepa 514, bacteria no registrada en las bases de datos y que produce antibióticos para tres bacterias multirresistentes. 
 
Las proyecciones de futuro ofrecen como conclusiones que queda demostrado el alto nivel de bacterias por descubrir y la necesidad de seguir investigando el grupo de bacterias obtenido para saber exactamente el potencial que tienen contra las bacterias multirresistentes. Además, se ha asegurado que es preciso secuenciar genéticamente la cepa 514 y determinar su especie y la necesidad de probar estos antibióticos en los hospitales y así salvar vidas. 
 
En el acto han estado presentes el director del IES, Ignacio Viejo; la profesora encargada de la iniciativa, Rocío Aparicio; el director del laboratorio de Microbiología del IDIVAL, José Ramos, y la coordinadora de la Unidad de Cultura Científica e Innovación de la UC, Beatriz Salas.
 
Según ha asegurado José Ramos, el objetivo de esta iniciativa es, por un lado, que “los alumnos se acerquen a los investigadores y los laboratorios a los alumnos” con el fin de potenciar las vocaciones científicas y, por otro, que la población conozca la problemática de la resistencia de las bacterias a los antibióticos.
 
 
Proyecto MicroMundo
 
‘MicroMundo’ es un proyecto internacional dirigido a la comunidad educativa para la exploración de la biodiversidad microbiana que tienen los suelos en busca de nuevos microrganismos productores de antibióticos. Este proyecto está basado en una estrategia de aprendizaje-servicio (service-learning).
 
El proyecto se fundó en la Universidad de Yale (EEUU) como una estrategia para fomentar la vocación por la investigación científica en los jóvenes preuniversitarios. Durante el curso 2016-17 fue importado por primera vez a España, a través de la Universidad Complutense de Madrid. 
 
Consiste en involucrar a profesores y estudiantes preuniversitarios (1º Bachillerato) en un proyecto de investigación real, en el que participan ya más de 15 países, dirigido a solucionar uno de los problemas de salud humana más graves a los que nos enfrentamos: el aumento de las enfermedades infecciosas causadas por bacterias resistentes a los antibióticos. 
 
La Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea, el G20 y otras entidades internacionales ya ha alertado sobre la necesidad de conseguir nuevos antibióticos eficaces contra las enfermedades infecciosas. De este modo, el proyecto ‘MicroMundo’ pretende transmitir a la sociedad las bases científicas de este problema involucrado a los estudiantes y a la sociedad en las líneas de investigación orientadas a solucionarlo.
 
El proyecto consta de tres fases el curso práctico para los profesores seleccionados que luego implementarán con sus alumnos; el trabajo de laboratorio en el propio centro escolar y, por último, un congreso abierto a todos los centros participantes para presentar los resultados obtenidos.
 
Este año participan en el mismo 20 centros educativos de Cantabria: Sagrado Corazón Esclavas, Colegio Torreánaz, IES Foramontanos, IES José Mª Pereda, IES La Granja, IES Lope de Vega, Colegio La Salle, IES Zapatón, CE Castroverde, IES Montesclaros, Colegio Calasanz, IES La Granja y el IES Valle de Piélagos, todos ellos seleccionados por la Consejería de Educación. Un total de 26 profesores de los centros anteriormente mencionados, realizaron ya el curso de aprendizaje de ‘MicroMundo’. El objetivo a corto plazo es consolidar el proyecto para que se implante en otros centros escolares de la Comunidad Autónoma.