La instalación supondrá una inversión de más de 800.000 euros cofinanciada al 50% con fondos FEDER.
 

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha visitado hoy el centro educativo ‘Marqués de Valdecilla’ de Solares (Medio Cudeyo) que dispondrá de un nuevo pabellón deportivo que entrará en servicio para principios de 2020.

El consejero, que ha señalado que se trata de una actuación “muy demandada”, ha inspeccionado los trabajos iniciados que han consistido en la excavación de la totalidad de la superficie y el apisonado del terreno. En estos momentos se está finalizando la colocación de la armadura de la losa del edificio para poderla hormigonar la próxima semana.

Esta instalación cuenta con una inversión de 875.676 euros y está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con una tasa de cofinanciación del 50%.

Durante su visita al centro educativo ha estado acompañado por el alcalde de Medio Cudeyo, Juan José Perojo y por las directoras de Innovación y Centros Educativos y de Deporte, María Jesús Reimat y Gloria Gómez, respectivamente.

Por su parte, Perojo ha señalado que esta instalación podrá dar servicio además de al centro educativo al pabellón cercano que está lleno, por lo que va constituir un “complemento ideal” para satisfacer también otras necesidades de apoyo al tema deportivo.

 

Descripción del proyecto

El proyecto supondrá la creación de un gimnasio de 496 m2, vestuarios de 50 m2, un departamento de 22m2 y un almacén de 39m2, así como un despacho para el departamento de los profesores de Educación Física con unas dimensiones de 20 m2. Los materiales empleados serán de ladrillo cara vista en fachadas con pilares de estructura de hormigón visto, cubierta inclinada de chapa de acero sobre vigas metálicas y se ejecutará la carpintería exterior en aluminio.

El CEIP ‘Marqués de Valdecilla’ es el más grande la zona y escolariza casi a 500 alumnos que son atendidos por 35 profesionales. La Consejería de Educación también ha procedido, recientemente, a la sustitución de los ventanales orientados al sur y del suelo del comedor que era muy resbaladizo, con el fin de evitar accidentes.