El 'arreglo escolar' ha contado con el apoyo de la mayoría sindical de las organizaciones que forman parte de la Mesa Sectorial.

El proximo curso aumentaran las plantillas juridicas en todos los cuerpos docentes en 140 plazas

La Mesa Sectorial de Educación Pública no Universitaria ha aprobado hoy las plantillas docentes para el curso 2019/2020, que se incrementarán en 140 plazas, el mayor aumento de los últimos 10 años. Este aumento se corresponde con las plantillas jurídicas que son aquellas a las que pueden optar los funcionarios de carrera en los centros educativos públicos.

En la reunión celebrada hoy en la sede de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, la propuesta de plantillas de todos los cuerpos y de unidades en centros de educación infantil y primaria, lo que se conoce en el sector educativo como ‘el arreglo escolar’, ha contado con el apoyo de la mayoría sindical de las organizaciones que forman parte de la Mesa Sectorial.

Con este acuerdo se consigue acercar la plantilla jurídica al número de profesores de los centros, que varía año a año según las necesidades existentes al inicio del curso, y se refuerza el apoyo a la escuela rural, tan gravemente afectada por la despoblación, y también a los centros de educación especial existentes en Cantabria, entre otros aspectos.

Además, con este incremento se crea la plantilla necesaria para poder adjudicar destino definitivo en centros a casi la totalidad de los opositores seleccionados en la oferta de empleo público de secundaria, FP, EOI, conservatorios y escuelas de artes del curso pasado, convirtiendo a Cantabria en una de las pocas comunidades autónomas en las que los opositores seleccionados obtienen destino el año de sus prácticas. También se ha previsto el incremento de la plantilla jurídica para que los maestros que obtengan plaza en la oposición prevista para este verano puedan obtener destino definitivo el año de sus prácticas.

Con esta política se busca dar estabilidad al profesorado de los centros educativos algo que, sin duda, redunda en la mejora del conocimiento que tiene sobre el alumnado y el centro y, por tanto, se refleja en una mejora de la calidad educativa.