En el primer trimestre de este curso no se ha confirmado ningún caso de acoso y ha disminuido el número de protocolos activados con respecto al inicio del pasado año escolar.

Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar

 

El pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar en Cantabria, reunido bajo la presidencia del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha constatado el buen clima de convivencia en los centros de la región. Los informes presentados destacan el descenso del número de protocolos de acoso activados, pasando de los de los 11 del curso 2017-2018 a los 10 del actual, según una comparativa del primer trimestre de cada uno de estos cursos escolares, lo que supone un 0,011 en ambos cursos en relación al alumnado total matriculado.

El titular de Educación ha recalcado que todo el conjunto de la comunidad educativa está empeñado en “eliminar de raíz” toda situación de violencia intolerable en los centros educativos y toda situación que altere la convivencia en los mismos, por lo que ha manifestado “tolerancia cero hacia las situaciones de acoso”. Además, ha afirmado que Cantabria cuenta con unos datos buenos, una situación que se viene repitiendo desde hace varios cursos, y en este sentido ha dicho que en el curso 2017-2018 sólo se registraron cinco casos en todo el curso escolar.

El informe sobre la convivencia escolar que ha presentado la Unidad de Convivencia de la Consejería de Educación en el pleno, refleja que en el primer trimestre curso 2017-2018 de los 11 casos activados, 7 se cerraron con el establecimiento de medidas preventivas y favorecedoras del buen trato y clima positivo en los centros, 3 se encuentran en proceso de cierre y sólo se constató 1 único caso de situación de acoso escolar, activándose las medidas correctivas y educativas precisas para su abordaje. Este dato se ha mejorado en el primer trimestre de este año con 10 protocolos activados, 8 cerrados, 2 en proceso de valoración y ningún caso confirmado.

En dicho Observatorio están representados la Administración educativa, los Comités de Directores, los sindicatos docentes y las federaciones de padres y madres de alumnos, FAPA y CONCAPA, así como la Fiscalía del Menor, la Delegación del Gobierno o la Asociación de la Prensa, entre otras instituciones.

Asimismo, se ha registrado un incremento en el número de consultas y solicitudes de intervención realizadas desde los diferentes miembros de la comunidad educativa, alcanzando 80, frente a las 62 del curso pasado, si tenemos en cuenta el curso completo. Según la Consejería de Educación esto puede deberse al trabajo cada vez mayor en los centros del modelo preventivo y de promoción positiva de convivencia. En él se trabaja la concienciación de lo que es acoso y conductas tolerables, y por tanto de lo que se debe frenar y/o notificar a adultos de la comunidad educativa, tanto por el alumno o alumna que lo sufre, como por el grupo de pares que lo presencia. Por ello desde la Consejería de Educación se apuesta por continuar poniendo en un lugar central de su quehacer la promoción de la convivencia positiva y el bienestar de todos los miembros de la comunidad educativa.

El informe presentado al pleno constató que el absentismo escolar, en el primer trimestre, ha pasado del 0,79% en el curso pasado al 0,67% del actual. En el curso 2017-2018 el absentismo entre el alumnado de primaria se ha situado en el 0,44%, frente al 0,49% en el primer trimestre del curso 2018-2019. Al pasar a la ESO las cifras han disminuido de 1,3% el curso pasado hasta el 0,9% del actual. Además, se ha constatado que este porcentaje es mayor entre los chicos que entre las chicas (245/188 en el curso 2017-2018, frente a 188/187 del curso 2018-2019).

Desde la Consejería de Educación estas cifras demuestran la eficacia del desarrollo del Plan Regional de Prevención, aunque desde las Comisiones Técnicas se están proponiendo algunos elementos de mejora para seguir avanzando en este campo. El consejero ha expresado su satisfacción respecto a la evolución del Plan Regional de Prevención, así como de la colaboración de las familias y del profesorado. En este sentido, ha afirmado que la práctica totalidad de los centros educativos utilizan la plataforma Yedra para registrar las faltas, por tanto, estos datos cada vez son más fiables. En opinión de Mañanes esta tendencia, se prolonga desde años anteriores, y ha recordado que Cantabria tiene la segunda tasa de abandono educativo temprano más baja después del País Vasco.

En cuanto a los expedientes disciplinares a alumnos en el curso completo 2017-2018 se han incoado 126 procedimientos representando el 0,13% del alumnado matriculado en el presente curso escolar, lo que supone un incremento numérico con respecto al curso pasado (119), pero un porcentaje estable si consideramos esta cifra del total entre el alumnado matriculado en los dos últimos cursos alcanza el 0,13% Si establecemos una comparativa por género en el curso 2017-2018 se incoaron procedimientos disciplinarios a 20 chicas y 106 chicos, mientras que en el mismo periodo del curso pasado la cifra era mayor, con 22 expedientes entre las alumnas, y menor a la cifra registrada este año entre los chicos (97 expedientes).

Entre los motivos que han conducido a la apertura de estos expedientes en ambos cursos se repiten la agresión física, la reiteración, las injurias y ofensas y la agresión física. En este aspecto la Consejería de Educación se marca como objetivo la disminución, en todo lo que sea posible, de las conductas que llevan a la apertura de los expedientes y apuesta por estar más vigilante hacia este tipo de conductas.

Medidas adoptadas desde la Consejería de Educación para promover la convivencia positiva en los centros educativos 

En el transcurso de la reunión Mañanes ha mostrado su satisfacción por el buen funcionamiento de la Unidad de Convivencia y ha destacado la gran labor desempeñada por los Centros de Formación del Profesorado, especialmente en lo que se refiere a los proyectos de Innovación Educativa dirigidos al desarrollo de modelos de convivencia positiva abiertos a la comunidad y a la organización de cursos y seminarios de formación para abordar esta cuestión. Según ha indicado el consejero se han ido aumentando los recursos y herramientas que se prestan para la mejora de la convivencia y el clima escolar.

Desde el Observatorio se ha propuesto la revisión de los protocolos de convivencia estableciendo un tiempo limitado para la duración del procedimiento y estableciendo una figura de acompañamiento para el alumnado supuestamente acosado durante el proceso, preferiblemente el orientador en caso de pertenecer al centro, aspectos en los que se trabajará los próximos meses. Otras de las actuaciones relevantes dirigidas a promover el clima positivo y eliminar el abandono escolar temprano han sido el refuerzo y la facilitación de la acción tutorial en 1º de la ESO, una etapa de tránsito entre etapas y especialmente sensible para el alumnado, estableciendo en dos horas lectivas, las que están a disposición de los tutores y de las tutoras, una más que hasta ahora, para preparar y desempeñar las tareas que sus funciones conllevan.

Además, se ha procedido al refuerzo y facilitación de las actuaciones de los representantes de igualdad en los centros educativos con una hora más para realizar sus tareas. Según Fernández Mañanes en la base de muchos conflictos escolares y de la alteración del buen clima, que en conjunto goza las aulas de Cantabria, hay “situaciones de desigualdad y de no aceptación del otro o del diferente” y por eso ha apostado por la labor que desempeñan los representantes de igualdad.

En lo que respecta a la prevención del absentismo se continúa con la la creación de aulas de dos años en centros con especial incidencia del absentismo escolar, dado que para prevenir el absentismo en los primeros cursos de Primaria es crucial establecer la escolaridad temprana, como es el caso del Jesús Cancio, en Santander.

Además, este año el congreso regional de educación, que tendrá lugar el 10 y 11 de abril, girará en torno a la coeducación.