El Concurso de Jóvenes Instaladores de FENIE es uno de los grandes reclamos dentro de la multitud de actividades que se desarrollan durante la Feria de MATELEC.

El alumno Frank Cagigas Ruiz obtiene la mencion especial como joven instalador electrico a nivel nacional con mayor rapidez y destreza

Frank Cagigas Ruiz, alumno del Ciclo Formativo de Sistemas Electrotécnicos y Automáticos, del I.E.S. Ricardo Bernardo de Solares, obtuvo la mención especial como joven instalador con mayor rapidez y destreza, tras participar en el Concurso Nacional de Jóvenes Instaladores celebrado en Madrid del 13 al 16 de noviembre. En el pasado curso también participó en el concurso de Jóvenes Instaladores de Cantabria, organizado por ASIECAN, obteniendo el primer puesto, y en este concurso nacional tuvo que competir con 39 participantes de todas las comunidades. Durante todo el transcurso del campeonato en la capital fue acompañado por su profesor Patricio García Sahelices.

El Concurso Nacional de Jóvenes Instaladores de FENIE, ya tiene más de veinticinco años de tradición y convoca bienalmente a los Institutos de Formación Profesional Reglada de nuestro país.

Cada edición, el Concurso de Jóvenes Instaladores de FENIE es uno de los grandes reclamos dentro de la multitud de actividades que desarrolla FENIE durante la Feria de MATELEC, la gran feria del instalador, que se celebró en IFEMA de Madrid.

El concurso consta de dos fases:

Fase provincial: celebrada en las provincias españolas y organizada por las Asociaciones Provinciales, que en el caso de Cantabria lo organiza la Asociación de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones ASIECAN.

Final nacional: que se celebra durante la feria de MATELEC y cuyo ganador representará a España en el concurso europeo en caso de que se celebrase.

 

FASE PROVINCIAL

Las Asociaciones Provinciales miembro de FENIE son las anfitrionas del evento en esta etapa.

Desde las Asociaciones Provinciales se convoca a los institutos de su provincia y se coordinan todos los eventos.

Tras una dura jornada de trabajo, un jurado designado por la asociación evalúa las pruebas tanto teóricas como prácticas, siendo la prueba práctica la más atractiva para el público.

En cada edición han participado una media de 25 asociaciones y más de un centenar de alumnos y centros de formación.

El concurso provincial es un evento muy esperado y genera gran expectación por los medios locales que atrae a profesionales del sector, futuros profesionales, estudiantes, profesores, y familiares.

 

FASE NACIONAL

Celebrado en la feria de MATELEC, la final nacional del concurso de jóvenes instaladores se convierte en centro de atención de todas las miradas.

Este año 2018 los participantes han desarrollado una prueba práctica que consiste en una instalación que engloba diferentes tecnologías para la fase final del Concurso en la Feria de MATELEC para adecuar su propuesta a la coyuntura y retos actuales del mercado, y ser de nuevo la herramienta comercial para el sector más eficaz y rentable posible.

Durante los cuatro días de feria, los centros de formación profesional y asociaciones provinciales disputan llevarse a casa el galardón al mejor instalador novel nacional.

Por estos motivos, el concurso se convierte en lugar de paso obligado para el visitante de la feria que se aproxima al concurso para apoyar al candidato procedente de su provincia.

Cabe recordar que la XV edición de este concurso ha logrado el récord en número de participantes en su historia, con un total de 39 participantes. Los representantes de la Federación Nacional destacaron el altísimo nivel de los concursantes, que mostraron sus habilidades en esta fase final celebrada en el marco de la feria.

Daniel Restrepo, director del área de Acción Social de la Fundación Mapfre, que intervino en este evento, resaltó que "ahora es el momento de la Formación Profesional", dadas las necesidades de nuestro país, ya que unos 80.000 puestos de trabajo vinculados a la FP serán necesarios en los próximos en España.

En este sentido, Jaume Fornés, presidente de FENIE, apuntó que la demanda de profesionales en estos oficios es muy alta, y que muchas veces las empresas del sector no pueden cubrir sus necesidades de mano de obra cualificada.