El consejero de Educación, Ramón Ruiz, explica que se ha agilizado el procedimiento para corregir conductas de riesgo, dando mayor potestad al Consejo Escolar y al director del centro

consejero observatorio

Santander - 10.06.2016

El pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar en Cantabria, reunido hoy bajo la presidencia del consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha constatado el buen clima de convivencia en los centros de la región, habida cuenta que los casos de acoso escolar y el número de expedientes disciplinarios registrados este curso representan solamente el 0,03% y el 0,1%, respectivamente, sobre el total de alumnos de Cantabria. En dicho Observatorio están representados la Administración educativa, los Comités de Directores, los sindicatos docentes y las federaciones de padres y madres de alumnos, FAPA y CONCAPA.

Dos nuevos grupos de trabajo para prevenir la violencia de género

Ramón Ruiz ha mostrado su satisfacción por el buen funcionamiento de la Unidad de Convivencia que funciona en la Consejería y ha explicado que se han creado dos grupos de trabajo para modificar los protocolos de prevención de la violencia de género, según propuesta del Parlamento, y la violencia relacionada con la identidad sexual.

El consejero de Educación se ha referido también a la mejora de los procedimientos de resolución de los casos de conductas inapropiadas, dando potestad al Consejo Escolar de cada centro para que la decisión que tome el director del centro se aplique con prontitud y mayor agilidad, con independencia de que posteriormente pueda haber alegaciones de las familias o del propio alumno implicado.

10 casos de acoso escolar

El informe sobre la convivencia en los centros educativos de Cantabria, que la Unidad de Convivencia de la Consejería de Educación ha expuesto al pleno, constató 10 casos de acoso escolar entre compañeros, la mayor parte de ellos (6 casos) en ESO, 3 en Primaria y 1 en educación de adultos.

La jefa de dicha Unidad, Mercedes Cruz, ha explicado que la mayor incidencia de estas conductas de acoso se registra en el segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria, coincidiendo con el período de adolescencia, y afecta por igual a chicos y a chicas. En todo caso, ha reiterado, se trata de una incidencia “bastante pequeña”.

Aunque este órgano que vela por la convivencia escolar activó 36 protocolos de posibles situaciones de acoso escolar, solo se comprobó su existencia en una decena de casos, lo que a juicio de la Consejería de Educación revela el buen clima escolar de Cantabria, puesto que el número de protocolos abiertos solo representa el 0,03% sobre el número total de alumnos de Cantabria, que son 93.800. Para que se considere acoso escolar deben cumplirse simultáneamente tres criterios: intención de hacer daño, reiteración de conductas agresivas y duración en el tiempo de una situación de abuso de poder.

Expedientes disciplinarios

En cuanto a expedientes disciplinarios abiertos a alumnos, se registraron 103 por conductas de agresión física, amenazas o coacciones (42 casos); injurias y ofensas (22); daños graves a materiales e instalaciones del centro (17) y vejaciones o humillaciones (13), entre otros menos relevantes. Solo uno de estos casos correspondió a un alumno de Educación Primaria, correspondiendo los expedientes más frecuentes al nivel de la ESO, con 67 expedientes.

La medida disciplinaria más aplicada fue la suspensión del derecho de asistencia al centro de forma temporal, de 5 a 30 días, mientras que en siete casos la sanción fue el cambio de centro educativo.

Actividades de la Unidad de Convivencia Escolar

La Unidad de Convivencia Escolar de Cantabria comenzó su andadura a comienzos del presente curso, tiempo durante el cual ha realizado una ingente labor con instituciones y organismos mediante jornadas de sensibilización y de formación a padres de alumnos, en colaboración con la Universidad de Cantabria, FAPA y Ministerio de Educación. Ha difundido también materiales, como guías y manuales de apoyo sobre temas como la prevención de la homofobia, la detección del racismo y la xenofobia o las conductas inadecuadas en Internet.

La Unidad de Convivencia asesora a alumnos, familias y centros educativos sobre cómo afrontar situaciones de acoso escolar, Planes de Convivencia en los centros o actuaciones en situación de desprotección de menores. En colaboración con el Centro de Profesorado de Cantabria ha realizado tres cursos y un congreso.