El consejero de Educación firma un acuerdo con FAPA Cantabria para ahondar en las medidas de conciliación y defiende el nuevo calendario escolar como más racional y beneficioso para el alumnado

acuerdo calendario

Santander - 09.06.2016

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, y la presidenta de FAPA Cantabria, Leticia Cardenal, han firmado hoy un acuerdo que profundiza en las medidas de conciliación para los centros públicos no universitarios durante los cinco períodos no lectivos que establece el nuevo calendario escolar para el curso 2016-2017. La presidenta de la federación de madres y padres de alumnos ha dejado claro que no critica la “filosofía” del nuevo calendario, que el consejero ha defendido por su “valor pedagógico” para los alumnos.

Ramón Ruiz ha puntualizado que “el norte que nos debe guiar a toda la comunidad educativa es el bienestar y el aprendizaje del alumno”, y ha añadido que el nuevo calendario escolar “es un primer paso para seguir evolucionando en la mejora de los tiempos escolares”.

Los cuatro puntos de acuerdo con FAPA

El acuerdo Consejería-FAPA tiene cuatro puntos que “ahondan”, como ha dicho Ramón Ruiz, en las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral. En el primer trimestre del próximo curso el Consejo Escolar de Cantabria, órgano de representación de toda la comunidad educativa, entregará a la Consejería una propuesta de organización de los tiempos escolares. Algunas medidas acordadas  ya son la supresión de las pruebas extraordinarias de septiembre, que se trasladan al mes de junio, así como el mantenimiento del servicio de comedor escolar en septiembre y junio del curso 2016-2017, así como en los períodos vacacionales del curso, y en las mismas condiciones que el resto del año.

El último de los puntos acordados hace mención a la apertura de un proceso de negociación entre FAPA Cantabria, los representantes sindicales del profesorado y los directores de los centros con jornada continua a fin de ir ajustando el horario de estos centros. FAPA ha propuesto en los meses de junio y septiembre el horario escolar finalice a las 14 horas y no a las 12,30 como ocurre en la actualidad.

Ramón Ruiz: “El nuevo calendario apuesta por una distribución más racional y equilibrada de los tiempos escolares”

Antes de explicar en rueda de prensa los términos del acuerdo, Ramón Ruiz se ha referido al nuevo calendario escolar: “Seguimos apostando por esta distribución más racional y equilibrada de los tiempos escolares, porque consideramos que los niños del sistema educativo español tienen 270 minutos lectivos diarios, más los deberes, y llegan cansados al fin de semana y, especialmente, al final de cada trimestre”.

El consejero ha añadido que “la estructura en cinco bimestres nos parece muy adecuada para los alumnos; nos permite exigir un esfuerzo intensivo a nuestro alumnado durante dos meses y evaluar al final de cada período, lo que permite al profesorado reflexionar y ver si es necesario algún ajuste en el aprendizaje”.

“La falta de información previa a las familias no es imputable a la Consejería”

Ramón Ruiz ha matizado una vez más que la falta de información previa a las familias no es imputable a la Consejería”, en referencia a la filtración a los medios del calendario escolar cuando la Administración se disponía a hablar con los representantes de los padres de alumnos y los directores de los centros.

Comedores escolares en julio y agosto

El titular de Educación se ha referido a continuación a las líneas de trabajo conjuntas que la Consejería lleva a cabo con FAPA, “para ver cómo podemos mejorar la conciliación durante los períodos no lectivos”. En ese sentido, Ramón Ruiz ha reiterado que “no puede ser el sistema educativo el único que se encargue de solucionar la conciliación, que corresponde a la Administración educativa, a otras administración y a las empresas”.

Esta línea de colaboración ha dado ya sus frutos con la apertura de comedores escolares en Navidad y Semana Santa, así como en julio y agosto; ahora se pretende ampliar el servicio a la primera semana de noviembre, el período más novedoso del nuevo calendario escolar, resultado de agrupar los “puentes” intermedios.

Cantabria, pionera en conciliación

Ramón Ruiz ha recordado el “esfuerzo económico y personal” que suponen las medidas de conciliación para la Consejería de Educación, pero también para FAPA Cantabria, que colabora en la financiación.

Respecto a la conciliación, el consejero ha añadido que “la Administración educativa de Cantabria es la comunidad autónoma que más ha trabajado por conciliar la vida familiar y educativa. A este respecto se ha referido a la oferta de 3.000 plazas públicas gratuitas para alumnos de 2 años y a la extensión del programa PROA de refuerzo educativo después de la jornada lectiva.

Satisfacción de la presidenta de FAPA Cantabria

Leticia Cardenal ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado y ha destacado la importancia de conseguir próximamente que la jornada lectiva en junio y septiembre se amplíe hasta las 2 de la tarde, algo que el consejero ve factible. También ha pedido la extensión de las becas de comedor a estos meses, “que nos parece una medida digna de alabar”.

Las actividades organizadas por FAPA y la Consejería para el tiempo no lectivo de los alumnos de la enseñanza pública incluyen talleres con actividades lúdicas, deportivas o artísticas a partir de las 9 de la mañana, así como comedor escolar gratuito para los alumnos becados, mientras que las familias que no tengan necesidades económicas acuciantes pagan una cuota. Ramón Ruiz ha evaluado en unos 50.000 euros la partida asignada por la Administración para las actividades de conciliación durante este verano.

Se ampliará la red de centros con apertura durante las vacaciones

A preguntas de los periodistas, Ramón Ruiz no ha considerado prioritario abrir todos los centros, pero sí “seguir ampliando la red de centros en aquellos ayuntamientos que soliciten nuestra colaboración. Ahora, en los meses de julio y agosto, además de los centros que abren en Santander, Torrelavega y El Astillero, tenemos peticiones de Castro Urdiales, Laredo y Piélagos. Nuestro objetivo es “ir ampliando el número de centros en función de las necesidades”.

Leticia Cardenal, por su parte, ha elogiado la buena respuesta obtenida este curso en los talleres programados en Santander durante la Navidad, a los que acudieron unos 300 alumnos, y en Semana Santa, con una participación de unos 700 alumnos. La presidenta de FAPA ha recordado que “en la Federación somos voluntarios, no estamos liberados; para nosotros supone un coste económico y personal”. La portavoz ha agradecido a los directores de los centros las facilidades para la apertura de los centros en los períodos vacacionales.