Aunque no hay constancia de ningún caso en Cantabria, la Consejería traslada a los centros los consejos de Salud Pública

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha enviado a primera hora de hoy un comunicado a los centros educativos de Cantabria con la recomendación cautelar de que no se utilicen en sus actividades educativas las denominadas ‘pinturas de dedos’, debido a que algunas marcas de esas pinturas pueden contener sustancias tóxicas peligrosas para la salud, según el Instituto Nacional de Consumo del Ministerio de Sanidad. 

Si bien no hay constancia de que se haya producido ningún caso de intoxicación en los centros educativos de Cantabria, la Consejería aconseja que no se utilicen como medida preventiva, a la espera de los resultados definitivos de las investigaciones en curso que están realizando otras instituciones competentes.

El escrito, enviado por correo electrónico, está firmado por el director general de Innovación y Centros Educativos, Alonso Gutiérrez Morillo, y lleva como archivo adjunto un texto informativo de la Dirección General de Salud Pública con recomendaciones para los centros. En él, se hace eco de la alerta declarada por el Instituto Nacional de Consumo del Ministerio de Sanidad sobre algunas pinturas de determinadas marcas.