Ramón Ruiz y el alcalde visitaron ayer las naves y aulas afectadas del IES Fuente Fresnedo

20151022Consejero

La Consejería de Educación y el Ayuntamiento de Laredo colaborarán para recuperar cuanto antes los talleres de automoción y aulas del instituto ‘Fuente Fresnedo’, damnificadas por la tromba de agua que cayó el 18 de agosto pasado. Se da la circunstancia de que esta obra, contratada por la anterior Administración, se encontraba con la cubierta de las naves al descubierto por lo que resultó afectada parte de la maquinaria que emplean los alumnos para sus prácticas. Los estudiantes se reincorporaron ayer a las aulas, tras haber utilizado últimamente algunas aulas de la Escuela Oficial de Idiomas para afrontar dicha eventualidad.

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha girado una visita a las instalaciones afectadas del instituto en compañía del alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación; del equipo directivo del centro y de los directores generales de Centros y Personal Docente, Alonso Gutiérrez Morillo y Javier López Nogués. 

El consejero agradece su esfuerzo al profesorado y al alumnado

Durante el recorrido, el consejero se ha dirigido a los alumnos lamentando las molestias ocasionadas y pidiendo disculpas, mientras el alcalde ha ofrecido el apoyo personal y material del Ayuntamiento para restablecer rápidamente la normalidad académica en las cuatro naves afectadas por las inundaciones, incluidas las aulas de tecnologías de ESO y bachillerato. 

El consejero ha agradecido el esfuerzo realizado por profesorado y alumnos para continuar con la actividad lectiva durante este tiempo. Uno de los jefes de Estudio del IES ‘Fuente Fresnedo’ ha manifestado que “estamos ilusionados por la respuesta de la Consejería”. Ahora toca reponer la maquinaria afectada y “adecentar, limpiando y pintando las zonas afectadas para dejarlo en condiciones de impartir la enseñanza de calidad que se imparte en el instituto”, ha señalado Ramón Ruiz.

Cuando a mediados de agosto se produjo la tormenta que anegó los dos ciclos de grado medio de Carrocería y Electromecánica, así como el ciclo de grado superior de Automoción y otras aulas anejas, la constructora que acometía la obra iba a acometer el cambio de la cubierta y las instalaciones se encontraban sin protección frente a la lluvia.