El consejero de Educación, Cultura y Deporte defiende “la calidad para todos”

programa-legislatura

El consejero de Educación considera que “el sistema educativo de Cantabria está bien posicionado” en el contexto estatal, pero aprecia un retroceso durante la etapa anterior debido a la falta de compromiso con la educación pública y con un sistema que “en 2011 era considerado el más inclusivo de España”. Ahora, dice, se abre “un nuevo tiempo”.

A recuperar el terreno perdido, “para conseguir que toda la ciudadanía de Cantabria se sienta orgullosa de su educación”, va destinado el desglose de prioridades que el titular de Educación ha expuesto en el Parlamento de Cantabria, donde ha estado acompañado por el equipo directivo de la Consejería. Unas prioridades que ha enmarcado en un proyecto global basado en el diálogo, la participación de todos los sectores implicados en la educación y la especial atención a la equidad e igualdad de oportunidades. “Calidad sí, pero para todos”, es el principio fundamental que regirá la actuación del Gobierno esta legislatura. 

Los grandes retos

Los grandes retos y proyectos de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte para esta legislatura pasan por la búsqueda de un Acuerdo por la Educación de Cantabria, medidas paliativas para la LOMCE, “una ley que afortunadamente tiene fecha de caducidad”, o la ampliación de la red de educación temprana con la incorporación progresiva de aulas de 1 año. 

No son las únicas medidas que adoptará el Gobierno en los cuatro años que tiene por delante; a las enumeradas hay que añadir otras prioridades como el relanzamiento del Consejo de la Formación Profesional o la creación de Zonas de Atención Educativa Preferente en Liébana, Campoo, Castro Urdiales y diferentes zonas rurales.

Nuevos centros, ampliaciones y mejora de las plantillas docentes


Para detallar los compromisos de legislatura, Ramón Ruiz se ha referido a los nueve ejes de actuación, comenzando por el de recursos e infraestructuras para la educación pública, que prevé nuevos colegios en Cartes y Piélagos, ampliaciones en los colegios de Puente Viesgo y Villaescusa, así como en los institutos de Ampuero y Zapatón de Torrelavega. 

La mejora de las plantillas docentes y reducir la tasa de interinidad, son otros objetivos enunciados por el consejero específicamente referidos al ámbito docente. 

Recuperación del Comité de Familias y del Observatorio para la Convivencia

Por otra parte, el impulso a la participación de las familias en la educación se concretará en la recuperación del Comité de Familias y en la elaboración de un plan de formación. Además, se ha creado un Servicio de Orientación y Apoyo a las Familias y se pretende impulsar el papel de los Consejos Escolares.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte ha completado este ambicioso plan de actuación detallando otros ejes referidos a la escolarización en edades tempranas. “Avanzaremos en el tramo de 0 a 3 años, implantando progresivamente nuevas aulas para el alumnado de 1 año”, ha reiterado Ramón Ruiz. 

Educación no sexista y prevención de la violencia de género

A otro de los ejes de actuación, el referido a ‘Educación inclusiva e igualdad’, se ha referido Ramón Ruiz al avanzar que “pondremos especial énfasis en la difusión y promoción de una educación no sexista, insistiendo en la prevención de la violencia de género en todas las etapas educativas”. 

A crear un clima escolar saludable van dirigidas la Unidad de Convivencia, que integrada por profesionales especializados servirán de referente tanto para prevenir como para actuar cuando se detecte un posible caso de acoso escolar. A su vez, se recuperarán tanto el Observatorio Regional para la Convivencia, como las Comisiones de Convivencia dentro de los Consejos Escolares.

La colaboración con los municipios se considera básica para potenciar el programa de actividades extraescolares para los centros educativos, así como para reactivar el programa de Municipios Educativos.

Reducir el fracaso escolar en los ciclos de grado medio

La Formación Profesional y la necesidad de conseguir que un mayor número de personas se cualifiquen profesionalmente, constituye otro de los ejes de la política educativa que se anuncia para esta legislatura. La integración de los diferentes subsistemas, la actualización del mapa de implantación de ciclos formativos, adecuándolo a la realidad socioeconómica de Cantabria, la elaboración de un Plan de FP 2017-2019 o la reducción de la tasa de abandono y fracaso escolar que se registra en los ciclos de grado medio, son algunas de las medidas que desgranó el consejero. Respecto a este último tema anunció Ramón Ruiz que se realizará una investigación para detectar las causas. 

A las medias señaladas hay que añadir otras, como un programa de formación específica para desempleados, la mejora de la FP Dual o el impulso a la colaboración de la Universidad de Cantabria con los centros que imparten ciclos de grado superior. 

Finalmente, en el capítulo de Educación Permanente de Adultos, el consejero ha hablado de la extensión de la enseñanza de idiomas al amparo de la Escuela Oficial de Idiomas. Además de en el instituto de El Astillero, ya anunciado, ha añadido actuaciones semejantes en Piélagos y Reinosa.