El consejero de Educación, Cultura y Deporte dice que de las peticiones planteadas el Ministro solo se ha comprometido a echar una mano en la elevada tasa de interinidad docente de Cantabria

ruiz ministro

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, se ha reunido a mediodía con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, a quien ha trasladado las peticiones de Cantabria, entre ellas la paralización del calendario de aplicación de la LOMCE para el curso próximo o la supresión del proyecto de decreto de evaluaciones externas, “que es irrenunciable”, ha dicho el consejero. 

La reunión ha transcurrido en un clima cordial pero sin compromisos por parte del ministro, salvo en el tema de la elevada tasa de interinidad docente en Cantabria, respecto a la cual ha dicho que “os echaremos una mano”.

Peticiones de Cantabria

En la reunión se han tratado básicamente los aspectos relacionados con la aplicación de la LOMCE el próximo curso. Ramón Ruiz ha expuesto “las lagunas e insuficiencias que vemos nosotros en la ley”, y le ha pedido al ministro de Educación la paralización del calendario previsto para el próximo curso y que no entrara en vigor en Secundaria y Bachillerato. 

El consejero de Educación de Cantabria ha añadido que “en cualquier caso, lo más negativo son las evaluaciones externas, “que están previstas, pero que si tiene voluntad se pueden parar porque ese decreto aún no se ha publicado”. Ramón Ruiz ha reclamado que se reenvíen estos proyectos “a las Comunidades Autónomas, para que se revisen y pueda llegarse a un acuerdo”.

El consejero ha abundado en este tema, porque considera que estas evaluaciones externas pueden dejar fuera del sistema educativo a alumnos que han aprobado la ESO o el Bachillerato, pero que luego si suspenden la reválida “se quedan sin titulación y en el limbo”. Otra cuestión planteada se refiere a los alumnos que cursan Planes de Mejora y que con la LOMCE tienen muy difícil titular en la ESO.

La Conferencia Sectorial de Educación, el 13 de agosto

Íñigo Méndez de Vigo ha tomado nota de algunas de estas peticiones pero ha remitido a la representación de Cantabria a la Conferencia Sectorial que tendrá lugar el próximo 13 de agosto, donde se tomarán “las medidas oportunas”.

Ramón Ruiz afirma que el ministro de Educación no ha dado un sí a la paralización de la LOMCE ni de su calendario, “aunque le hemos dicho que la supresión del previsto decreto de evaluación es irrenunciable”. 

La financiación de 2015 no ha llegado

Otras peticiones se han abordado al margen de esta ley orgánica. Por ejemplo las relativas a la financiación del año en curso “que estaba prevista y no ha llegado”, ha expuesto Ramón Ruiz. “El Secretario General, que estaba presente en la reunión, se ha comprometido a estudiar en qué términos está planteada la situación y hacérnoslo llegar lo antes posible”. 

También la Consejería de Educación de Cantabria ha hecho llegar al máximo responsable del Ministerio la preocupación por la elevada tasa de interinidad docente en Cantabria. “Le hemos dicho que además de no suponer ningún ahorro, porque un interino supone un coste económico igual o superior al de un funcionario, lo que hace es desestabilizar el sistema educativo. Esta es la única de las peticiones a las cuales se ha mostrado receptivo; ha dicho que “en esto os echaremos una mano”.

Finalmente, se ha hablado de la sostenibilidad de la escuela rural y le hemos manifestado que “apostar por la igualdad de oportunidades de todo el alumnado en el medio rural supone un plus de financiación y por lo tanto lo tienen que tener en cuenta en el Programa de Cooperación Territorial”.

El encuentro se ha producido dentro de la ronda de contactos con los consejeros de Educación autonómicos anunciada por el ministro. Ayer se reunió con los consejeros de Castilla La Mancha, Baleares, Canarias y Andalucía, y hoy lo ha hecho con el consejero de Educación, Cultura y Deporte de Cantabria, Ramón Ruiz, y con las consejeras de Extremadura y Andalucía.

En la reunión han estado presentes también el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, y el Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y el jefe del Gabinete del consejero, Fernando Pérez.