Las Consejería de Economía y Educación y la Fundación MAPFRE colaboran de nuevo en esta iniciativa cuyo objetivo es contribuir a la prevención de accidentes en la infancia en el ámbito escolar y doméstico

mapfre

Amalio Sánchez, director del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST); María Luisa Sáez de Ibarra, directora general de Centros y Personal Docente, de las Consejerías de Economía y Educación, respectivamente, junto con  Jesús Monclús, director del Área de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación MAPFRE, han presentado esta mañana la tercera edición del programa CuidadoSOS que se desarrollará, entre otros centros, en el CEIP Cantabria de Puente San Miguel con el objetivo de contribuir a la prevención de accidentes en la infancia en el ámbito escolar y doméstico.

Tanto Amalio Sánchez Grande como María Luisa Sáez de Ibarra han manifestado, en presencia del director del CEIP Cantabria, Oscar Navarro, y de los técnicos responsables de la puesta en práctica de esta iniciativa, su satisfacción por el éxito de participación y de contenidos de este programa educativo y de formación en los valores de la prevención que ha supuesto un notable éxito de colaboración entre el Gobierno de Cantabria y una entidad privada como MAPFRE.

Esta campaña, en la que han participado 14.600 estudiantes de Cantabria, se ha llevado a cabo a través de talleres educativos con alumnos de edades comprendidas entre los 5 y 12 años.  El proyecto les ha aportado conocimientos esenciales para poder prevenir accidentes en las principales estancias de la casa, identificar los materiales que son combustibles, saber cómo actuar en caso de evacuación en el centro escolar, adoptar comportamientos seguros y adecuados para la convivencia y la seguridad, y saber qué hacer en caso de incendio.

Jesús Monclús, Director del Área de Prevención y Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE, ha destacado durante el acto, que `CuidadoSOS' se ha centrado en transmitir conductas seguras y responsables especialmente entre los niños menores de 12 años, "uno de los colectivos más vulnerables", y contribuir a que adquieran hábitos de autoprotección, especialmente "para evitar caídas y golpes, los accidentes más frecuentes a cualquier edad", así como intoxicaciones, que se producen con mayor frecuencia en los menores de dos años, y los ahogamientos, atragantamientos y quemaduras, más habituales entre los dos y cuatro años.

Ha destacado además, que con estas actividades, "los escolares demuestran que son capaces de asimilar los conocimientos y habilidades necesarias para prevenir un accidente y realizar maniobras de reanimación y de transmitirlos entre sus propios familiares y amigos".

Para ello, FUNDACIÓN MAPFRE ha entregado material educativo gratuito, disponible en español e inglés, tanto para escolares como profesores, donde se explica para qué sirve el número 112 y donde se incluyen nociones básicas de primeros auxilios en caso de atragantamiento, heridas y quemaduras, y cómo hay que protegerse de un incendio. En este sentido, los estudiantes de Primaria, que es a quienes se ha dirigido este proyecto, han aprendido que cuando hay humo,por ejemplo, hay que gatear y taparse la boca, cerrar puertas y ventanas al salir para evitar que el fuego se propague, no detenerse a recoger nada, caminar de forma ordenada y utilizar las escaleras, nunca el ascensor, ya que podría incendiarse.

Pese a que las mayoría de las familias se preocupan por tomar las medidas de protección adecuadas para prevenir accidentes en sus hijos, cerca del 10 por ciento de los niños menores se quedan solos en el domicilio en algún momento, lo que representa un mayor riesgo de accidente, que en España es la tercera causa de muerte entre los menores de 15 años. Así lo revela el "Estudio sobre Accidentes en la población infantil española", realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y FUNDACION MAPFRE.

Enlace a la web del CEIP Cantabria de Puente San Miguel a través del directorio de Educantabria