El presidente regional ha incidido en la apuesta del Ejecutivo por continuar situando a las familias de Cantabria como uno de los objetivos prioritarios de las ayudas del Gobierno regional

Estos apoyos se añaden a las medidas incluidas en los Presupuestos 2015 que permitirán a cada familia disponer de 1.500 euros más cada año 

deduciones guarderia

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha anunciado hoy nuevas deducciones del Gobierno regional para guarderías y material escolar, incidiendo, de esta manera, en la apuesta del Gobierno regional por situar a las familias cántabras como uno de los objetivos prioritarios de las ayudas del Ejecutivo.

Tal y como ha avanzado Diego, "en la próxima Ley de Presupuestos se van a incluir dos nuevas deducciones que permitirán a las familias vivir más aliviadas: la deducción de los gastos derivados de la necesidad de conciliar la vida laboral y familiar, a través de la deducción de los correspondientes a la guarderías y los derivados de la asistencia en el hogar, junto con los relativos al material escolar, en este caso, en función de la capacidad económica de cada unidad familiar".

Este anuncio del presidente de Cantabria se suma a la batería de medidas de apoyo a las familias, incluidas en los Presupuestos de 2015, que permitirán a cada una de ellas un ahorro de 1.500 euros cada año, dentro de una reforma fiscal que incluye una nueva bajada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), de manera que los 275.000 contribuyentes cántabros se beneficiarán de una rebaja media de 463 euros anuales en su declaración de la renta.

Además, el presidente regional ha avanzado la intención del Gobierno regional de aumentar las deducciones fiscales en los gastos sanitarios vinculados al colectivo de personas con discapacidad, a través de bonificaciones que, además de incluir los tratamientos con profesionales sanitarios, se ampliarán a la compra de productos y materiales precisos como las sillas de ruedas, las prótesis o los audífonos, además de las terapias aplicadas por otro tipo de profesionales no sanitarios como pueden ser los sicólogos o los fisioterapeutas.

Tal y como ha asegurado Diego, la ampliación de las deducciones por gastos sanitarios se incluirán en el próximo proyecto de Presupuestos de Cantabria para 2016, dando respuesta, así, a una petición, en este sentido, realizada por CERMI en el transcurso del encuentro celebrado hace unas semanas en la sede del Ejecutivo.

Ignacio Diego ha realizado estas declaraciones en presencia de la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, durante el encuentro informativo que ha mantenido, en la sede de la ONCE, en Santander, con representantes del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Cantabria (CERMI) en el que se ha informado sobre las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno de Cantabria que afectan a las personas con discapacidad.

El acto ha contado, además, con la presencia de la delegada territorial de la ONCE, Mariola Borrero; la presidenta de Fermi, Mar Arruti, y la directora de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT), Natividad Fernández.

Más de 44.000 personas con discapacidad podrán beneficiarse de la bajada de impuestos

Por su parte, la consejera de Economía, Cristina Mazas, ha realizado un repaso a las diferentes medidas puestas en marcha en esta legislatura por el Gobierno cántabro en apoyo al empleo y a la fiscalidad de las personas con discapacidad. Así, ha informado a los miembros del CERMI de las deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los contribuyentes que tengan a su cargo menores o mayores con discapacidad, que incluyen ayudas anuales de 1.200 euros.

En términos globales, más de 44.000 personas con discapacidad podrán beneficiarse de la bajada de impuestos, que se añade al incremento de las deducciones fiscales a las familias que ha impulsado el Gobierno de Cantabria. 

Además, el Gobierno cántabro, por medio del decreto que regula el procedimiento de las subvenciones a centros especiales de empleo, adelantará a comienzos de año la mitad de las ayudas destinadas al pago de las nóminas de las cerca de 1.000 personas con discapacidad que trabajan en este tipo de centro.

En el ámbito de autoempleo, se ha aprobado una normativa por la que se elevan de 4.000 a 6.800 euros las subvenciones destinadas a la promoción del empleo autónomo por parte de personas con discapacidad. También se conceden subvenciones a la contratación indefinida de hasta 8.000 euros en contratos iniciales y de hasta 3.000 euros en conversiones de temporal en indefinido.

Por otro lado, se han adaptado los Proyectos Integrados de Empleo a las especiales características de este colectivo, extendiendo su duración de seis meses a un año. También se le ha incluido como uno de los preferentes en la calificación de los proyectos presentados a estas subvenciones, al objetivo de normalizar la inserción laboral de las personas con discapacidad en empresas no protegidas.

Asimismo, se ha reducido el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para las aportaciones que se hagan a patrimonios protegidos de personas con discapacidad.