La Consejería de Educación, Cultura y Deporte establece las bases reguladoras del nuevo Programa de becas B.I.P. y el procedimiento de participación del profesorado.
 
El nuevo programa, dotado con un presupuesto de 1.200.000 €, contempla la formación práctica de 500 becarios en centros sostenidos con fondos públicos que impartan Educación Infantil, Primaria o Secundaria Obligatoria. El principal indicador que garantiza el éxito de un sistema educativo es la calidad de su profesorado. Para alcanzarlo, además de una formación universitaria inicial de calidad, es recomendable que la primera aproximación a la función docente sea acompañada por educadores cualificados y expertos, como así se ha demostrado en la formación de otros colectivos de profesionales. 
 
Este primer contacto con la función docente deberá contribuir, además, a la adquisición práctica de las competencias profesionales necesarias para un buen desempeño, bajo la tutoría y supervisión de profesorado con amplia trayectoria profesional. El objetivo del programa es así eminentemente formativo.

Las becas ofrecen a los futuros docentes la oportunidad de realizar unas prácticas remuneradas en los centros educativos de la región entre los meses de febrero y junio. El periodo de duración de las becas será de un máximo de 4 meses durante los cuales los beneficiarios percibirán 600 € mensuales brutos. La formación práctica constará de 20 horas semanales e incluirá todos los aspectos de la vida en el centro, desde la impartición supervisada de clases hasta la evaluación, la asistencia a reuniones y la participación en planes y programas. Se trata de implicar a los becarios en el amplio abanico de situaciones que incluye la vida en el centro.

La convocatoria de becas se realizará en enero de 2015 y los aspirantes, que deberán haber obtenido la titulación necesaria para el ejercicio de la docencia en el año 2010 o posteriores, tendrán además que acreditar un nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas en el idioma inglés. Los candidatos, que deberán estar empadronados en algún municipio de Cantabria con una antigüedad de al menos un año, accederán a las plazas de becario, ofertadas en los distintos centros de Cantabria y en las diferentes especialidades del profesorado, en función de su expediente académico.

Toda la actividad del becario será supervisada por un tutor experimentado, un profesor que cuente con al menos 20 años de experiencia en el sistema educativo. Será el tutor quien oriente al tutorando durante su proceso formativo, compartiendo con él labores propias del docente. No obstante, esto no implicará en ningún caso que el tutorando asuma la responsabilidad última de ningún alumno o grupo del centro. Al tutor se le reconocerán 6 créditos de formación por la realización de las funciones de tutoría, con la correspondiente compensación económica.
 
 
Borrador orden de Bases | Descargar
 
Borrador Resolución tutores | Descargar