La Fundación Trilema dirige un programa educativo que cuenta con la colaboración del Gobierno de Cantabria

Todos los miembros del cuerpo de inspectores de la Consejería de Educación de Cantabria han iniciado un programa de tres días de formación en innovación, evaluación docente y liderazgo educativo, dirigido por la Fundación Trilema. El Gobierno de Cantabria colabora con la fundación en la realización de este curso, con el objetivo de promover procesos de cambio y mejora en la escuela cántabra.

Los inspectores cántabros conocerán durante estas 100 horas de formación los modelos de transformación y evaluación del desempeño docente más novedosos, implantados en otros sistemas educativos internacionales. También se formarán en la generación de un protocolo de actuación para acompañar a los equipos directivos en el diseño de planes de desarrollo profesional y de herramientas estandarizadas para la observación de aula y el acompañamiento docente.

Modelo ‘Rubik’

Los contenidos del programa se dividen en cuatro módulos que incluyen una formación integral que parte del modelo ‘Rubik’ para la transformación de un centro educativo. Este modelo se basa en que el cambio real y permanente en un centro educativo se construye como un cubo de Rubik, encajando y trabajando seis caras o ámbitos clave (metodologías, currículum, evaluación, dirección/liderazgo de los centros, personalización del aprendizaje y organización).

Tal y como indica la directora de la Fundación Trilema, Carmen Pellicer, “la clave del cambio no reside en un abanico de acciones inconexas, sino que debe enmarcarse en un proyecto coherente, a corto, medio y largo plazo”.

Trilema es una fundación especializada en formación, innovación y gestión del cambio en el mundo de la educación, que cuenta con un equipo de más de 50 formadores y colaboradores de distintas especialidades educativas que trabajan con más de 1.500 escuelas e instituciones educativas de toda España.