En el próximo curso se acogerán un total de 40 centros

El Gobierno de Cantabria destinará un total de 633.240 euros para el desarrollo del Plan de Inmersión Lingüística para la Enseñanza del Inglés para centros educativos que impartan el segundo ciclo de educación infantil. Para el curso que viene, se tiene previsto que sean 40 los que tengan implantado este programa. En el curso 2013-2014 ya finalizado, han sido 31 los centros educativos que lo han desarrollado, con la colaboración de 300 docentes, con 35 ayudantes lingüísticos nativos y se han visto beneficiados cerca de 4.800 alumnos

El Plan de Inmersión Lingüística para la Enseñanza del Inglés en Educación Infantil, que fue puesto en marcha por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte en el curso 2011-12, busca potenciar la enseñanza temprana de dicho idioma para que estimule el lenguaje oral entre los alumnos, les ayude a establecer lazos afectivos con otras culturas y les haga experimentar un acercamiento a una convivencia bilingüe.

Las líneas estratégicas de este plan son las siguientes: inmersión lingüistica con ayudantes nativos para un mayor campo de interacción de alumnos y maestros. Desarrollo de contenidos para el alumno en actividades formales e informales. Adquisición y desarrollo de una correcta pronunciación, entonación y ritmo del inglés.

Asimismo se fomenta un aprendizaje globalizado, desarrollando diferentes formas de expresión con distintos lenguajes a través de la comunicación y la representación y el apoyo al desarrollo de la autonomía personal de los alumnos y a su relación con el entorno.

En lo que se refiere a la formación de profesorado,  el Plan contempla su actualización para conseguir un mayor número de maestros que realicen actividades en inglés. Se amplía también, la difusión de las herramientas y buenas prácticas desarrolladas para la enseñanza y el aprendizaje del inglés.

Se estimula el compromiso del centro e implicación de las familias para la creación de una cultura de centro bilingüe, implicando a toda la comunidad educativa y se aporta autonomía en la planificación de actividades en lengua inglesa adaptadas al contexto de cada centro.