Las dos convocatorias aparecieron el pasado viernes en el BOC

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte destinará casi millón y medio de euros a financiar a los ayudantes lingüísticos de inglés que impartan el segundo ciclo de Educación Infantil en los centros públicos, así como para el servicio de acompañamiento, refuerzo y apoyo escolar. Las dos convocatorias aparecieron el pasado 25 de abril publicadas en el BOC.

El presupuesto base de licitación para la ayudantía de inglés es de 768.306 € y la fecha límite de presentación de las ofertas de las empresas finaliza el 13 de mayo, con apertura de ofertas y propuesta de adjudicación el 6 de junio.

Inmersión lingüística en inglés

El próximo curso habrá 41 centros de Educación Infantil con ayudantes lingüísticos en inglés, con una dedicación de 30 horas semanales a dicha formación en los centros educativos. Un total aproximado de 8.000 alumnos del segundo ciclo de Infantil reciben enseñanzas de inglés, tanto de los 400 profesores ordinarios como de los ayudantes nativos.

El marco legal establece que el currículo del segundo ciclo de Educación Infantil podrá facilitar la impartición de determinados aspectos de este currículo en una lengua extranjera, así como otras actuaciones. La Consejería elaboró, con el fin de potenciar la enseñanza del inglés en las primeras etapas, el Plan de Inmersión Lingüística para la Enseñanza del Inglés en Educación Infantil, que contempla formación del personal docente e implicación de las familias.

Refuerzo educativo

Por otra parte, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte convoca también el servicio de acompañamiento, refuerzo y apoyo escolar para los centros educativos de Cantabria, para lo cual se asigna un presupuesto base de licitación de 684.527 €. Los plazos coinciden con los señalados anteriormente.

Los programas de refuerzo educativo promovidos por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte tienen como finalidad mejorar las perspectivas escolares de los alumnos que precisen un apoyo organizado para la adquisición y adecuado desarrollo de las distintas competencias básicas, de la mejora en el hábito lector y de la incorporación plena al ritmo de trabajo ordinario y a las exigencias de las diferentes materias.

Los destinatarios de estos programas de refuerzo son, mayoritariamente, alumnos con dificultades o problemas de aprendizaje que no reciben acompañamiento o apoyo suficiente en el entorno familiar. Estos programas de refuerzo educativo coinciden en sus objetivos con el Plan de Refuerzo y Orientación y Apoyo (PROA) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), en el que tradicionalmente se encuadran.