Fruto de la colaboración entre las Consejerías de Educación y Medio Ambiente, implica a 15 colegios en un programa experimental de recogida selectiva de residuos
reciclaje

Un total de 15 centros educativos de Cantabria participan en el proyecto ‘La Liga de Reciclaje’, un programa experimental de sensibilización y recogida selectiva de residuos en centros educativos de Cantabria, desarrollado en el marco de la colaboración entre Consejería de Educación, Cultura y Deporte y la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, a través de la Sociedad Pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía (MARE, S.A.). El pasado 14 de enero tuvo lugar en el CEP de Cantabria una jornada informativa sobre el contenido del proyecto y el modo de participación en el mismo, con intervenciones de varios directores que incidieron en la idoneidad del proyecto, y del problema que supone los residuos en los centros educativos.

Los centros seleccionados son colegios que presentan una trayectoria en desarrollar diferentes proyectos y actividades vinculadas al medio ambiente y la sostenibilidad, perteneciendo a los programas: Agenda 21 Escolar, Centros Sostenibles y Huertos y Jardines Escolares.

El proyecto tiene dos objetivos  interrelacionados. Por un lado, fomentar el desarrollo de  hábitos y actitudes favorables para conseguir una correcta gestión de los residuos generados en los centros escolares, promoviendo la reducción, la reutilización y el reciclaje. Por otro lado, implantar un sistema de recogida selectiva de residuos estable durante todo el curso escolar en los propios centros educativos.

Las acciones previstas para la consecución de estos objetivos se desarrollan en dos fases: una primera fase destinada a la realización,  por parte de cada centro participante,  de un análisis y diagnóstico de su situación en relación con los residuos, y de un plan de acción que incorpore las propuestas de mejora y los compromisos a llevar a cabo para favorecer e implantar la recogida selectiva.

Concurso

Con el fin de motivar la participación,  en esta fase se convoca un concurso,  ‘La liga del reciclaje’,  destinado a premiar a las cuatro mejores propuestas de gestión de residuos. Para la resolución de este concurso, se tendrán en cuenta no solo la originalidad y la creatividad, sino también la viabilidad de las mejoras y soluciones propuestas. Los premios se destinarán a la adquisición de materiales y/o la realización de actividades medioambientales.

A lo largo de esta fase, los centros contarán con el asesoramiento permanente de MARE y dispondrán de recursos y herramientas para desarrollar su trabajo gracias a la colaboración en este proyecto del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Organismo Autónomo de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo.

En la segunda fase del proyecto, una vez analizada la situación y necesidades de cada colegio participante, se procederá a implantar el servicio de recogida de residuos por parte de MARE.