El consejero de Educación, Cultura y Deporte destaca la calidad de las instalaciones y la educación que allí se imparte.

 

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, y el alcalde de Ruiloba, Gabriel Bueno, han visitado las obras de mantenimiento que ha realizado el Ayuntamiento en el colegio ‘Santiago Galas’ durante el último año. Estas obras de mejora se refieren a pintura interior de aulas y pasillos, rehabilitación de servicios y renovación de la cocina del comedor escolar. Esto, unido a la calidad de las instalaciones y a la educación que allí se imparte ha hecho que el consejero califique este colegio como “uno de los mejores colegios públicos de Cantabria”. 

El alcalde de Ruiloba ha destacado la colaboración entre las dos instituciones y ha subrayado “el esfuerzo impresionante” que realiza el Consistorio en el mantenimiento del colegio, lo que ratifica su buen estado y calidad educativa. Gabriel Bueno ha solicitado ayudas a las Consejerías de Educación y Obras Públicas para que el centro renueve la instalación eléctrica y mejore el suelo de la pista polideportiva. 

Serna y el alcalde han recorrido las instalaciones deportivas y escolares del colegio en compañía de la directora general de Personal y Centros Docentes, María Luisa Sáez de Ibarra; la directora de Recursos Humanos de la Sociedad Regional de Educación, Cultura y Deporte, Cynthia Andrés Gallego; el concejal Borja Dubreuil, y la directora y secretaria del centro, Isabel Fernández y Juana María Ruiloba, respectivamente. El colegio ‘Santiago Galas’ cuenta con un albergue de estudiantes para los períodos vacacionales, piscina y pista de pádel, entre otras instalaciones recreativas. 

El colegio de Ruiloba está ubicado en el barrio de La Iglesia y cuenta con 57 alumnos de Infantil y Primaria, comedor y transporte escolar, así como un buen número de talleres vespertinos (danza, manualidades, reciclaje, cuentos y taller logo-matemático) dentro de un Proyecto de Innovación Pedagógica y Organizativa (PIPO). Los diferentes planes de nuevas tecnologías, fomento de la lectura, convivencia, salud o segunda lengua extranjera en 5º y 6º de Primaria, entre otros, dinamizan un centro que mantiene al alza su matrícula. Sus alumnos, procedentes de Ruiloba, Comillas y Cabezón de la Sal, reciben una atención individualizada.