La convocatoria para que los centros presenten sus proyectos se publicará la semana que viene en el BOC

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, ha presentado el Plan para el fomento de la competencia en comunicación lingüística, titulado ‘Leer, Comunicar, Crecer’, con el que la Consejería pretende mejorar los resultados que obtiene Cantabria en las pruebas de diagnóstico y en las evaluaciones internacionales –PISA, PIRLS-, referidas a las competencias lectora y escritora. Previamente a la rueda de prensa ha tenido lugar en la Sala Pereda del Palacio de Festivales la presentación del plan a unos 200 directores y profesores.

Serna ha resaltado la importancia de la comunicación lingüística, así como de la competencia matemática, para “cimentar la mejora del sistema educativo. No hay milagros en la educación, ha añadido; las mejoras se desarrollan poco a poco, pero hay que tener objetivos claros y  herramientas adecuadas para alcanzarlos”.

El consejero ha enmarcado este plan de mejora de la expresión oral y escrita en otro más amplio, denominado ‘Educan: Agenda 2018’, que busca incrementar el porcentaje de titulados, disminuir la tasa de repetidores y mejorar los resultados de las evaluaciones, que precisamente conocerán en 2018 una nueva evaluación PISA. “Mejorar el sistema educativo no es sólo mejorar los resultados académicos, pero también”. Cantabria, ha dicho el consejero, está por debajo de la media de los países de la OCDE en las evaluaciones internacionales.

Potenciar la expresión oral

En referencia a la competencia lectora, el director general de Ordenación e Innovación Educativa, José Luis Blanco, ha dicho que Cantabria está en la zona media en el contexto nacional, pero ha puntualizado que “no obtiene los resultados que debiera de acuerdo a los recursos empleados”.

Un aspecto crucial de este plan destacado por los responsables de la Consejería ha sido la oralidad, la necesidad de mejorar la expresión oral en todas las áreas de la enseñanza. El Plan ‘Leer, Comunicar, Crecer’ (LCC) se encuentra actualmente en su segunda fase, tras haber superado en los dos últimos años la fase de análisis y formación del profesorado.

Compromisos de la Consejería

Ahora la Consejería se dispone a publicar en el BOC la semana próxima una convocatoria para que los centros se sumen al plan de forma voluntaria, sin descartar iniciativas propias en los centros, aunque se proponen hasta 45 tipos de actividades en la página web de la Consejería (Educantabria). El objetivo es “que todos los centros caminen hacia un Plan Lingüístico de centro”, constituyendo un Banco de Recursos didácticos digitales y estableciendo una red de Comunidades Lectoras.

La Consejería de Educación brindará apoyo institucional, comprometiéndose a realizar labores de seguimiento y evaluación de los proyectos presentados por los centros, articulando ayudas económicas e impulsando la autonomía organizativa y la difusión de buenas prácticas para ejemplo de la comunidad educativa. Estos proyectos deberán contemplar la alfabetización digital porque, a pesar de que los alumnos de hoy son “nativos digitales”, tienen que aprender a hacer un uso educativo y responsable de los nuevos soportes de lectura.

Proyectos de centro

El Plan LCC fomenta el aprendizaje por proyectos de centro y pretende dinamizar el Plan Lector y las bibliotecas escolares,  implicando a toda la comunidad educativa, especialmente a las familias, que podrán participar en encuentros y jornadas de familias lectoras, club de lectura, etc. Según ha destacado Luz Moro, asesora de la Unidad Técnica de Ordenación e Innovación Educativa, “los resultados académicos de los hijos de familias lectoras son mejores”. Por ello ha señalado que el Plan LCC tiene como pilares fundamentales la lectura, “considerada como algo placentero”, y la comunicación, porque todos tenemos que comunicarnos”.

La Consejería ha planteado en la presentación del plan otras medidas complementarias, como son la coordinación con las bibliotecas públicas, proceso ya iniciado, así como otras actuaciones institucionalizadas: premios de buenas prácticas lectoras o la participación en efemérides como el Día de las Letras de Cantabria o el Día Internacional del Libro.