La sede de la Fundación Comillas ha sido el escenario elegido para la presentación de los “ítems liberados”, tecnicismo con el que se conocen las pruebas de Lengua y Matemáticas de las evaluaciones internacionales de PISA, PIRLS y TIMSS. Esta cita académica ha coincidido con un seminario de dos días clausurado hoy, en el que los participantes han contado con el asesoramiento de responsables nacionales e internacionales en los procesos de evaluación en los que España participa. El encuentro ha estado destinado a profesores de Lengua y Matemáticas y profesionales de la Administración educativa, entre otros.

Autonomía y liderazgo

En la jornada de clausura, el director general de Ordenación e Innovación Educativa, José Luis Blanco, Blanco ha dicho que los meros datos numéricos de las evaluaciones internacionales tienen poca validez si no se tienen en cuenta deben tener el contexto y las circunstancias educativas, económicas, sociales y culturales. Blanco ha centrado su intervención en el papel que desarrollan las Administraciones educativas para mejorar esos resultados. En este sentido, el director general de la Consejería de Educación se ha mostrado partidario de reforzar la autonomía pedagógica de los centros, porque está demostrado, ha dicho, que es un factor de mejora, junto al liderazgo y gestión de los equipos directivos.

El director general de Ordenación e Innovación Educativa ha hecho hincapié en la importancia de la formación de los equipos directivos y ha mostrado su confianza en que estas jornadas sirvan para mejorar el conocimiento del profesorado sobre los contenidos y procedimientos de las evaluaciones internacionales.

Este Encuentro, promovido por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación, ha estado organizado también por la Consejería de Educación, que lo ha apoyado económicamente; por la Universidad de Cantabria y por la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas.