Los beneficiarios recibirán las ayudas directas por importe de 120 euros en el caso de cursar Educación Primaria, y 170 aquellos que sean estudiantes de ESO

La Consejería de Educación, a través del Decreto 48/2012. de 29 de septiembre, ha establecido las bases que regulan la concesión de ayudas para la adquisición de materiales curriculares para los alumnos que cursen enseñanzas obligatorias en centros sostenidos con fondos públicos de Cantabria. Esta resolución, que tiene un marcado interés social, trata de facilitar el acceso a la educación en igualdad de condiciones a todos los alumnos de la región.

Dichas ayuda tendrá un importe total de 120 euros por alumno de Educación Primaria y 170 euros cuando el estudiante curse Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y será compatible con otras subvenciones destinadas al mismo fin.

Para ser beneficiario de estas ayudas los interesados tendrán que cumplir una serie de requisitos económicos. De esta forma, tendrán derecho a la prestación todos aquellos alumnos cuyas familias tengan ingresos procedentes de rentas de integración social y de pensiones no contributivas.

También podrán acceder a la ayuda aquellas familias cuyos miembros computables estén en situación de paro que han percibido el subsidio de empleo o cuando uno de los miembros esté en esta situación y el otro perciba rentas de apartados.

Los interesados deberán presentar la solicitud formal de ayuda, disponible en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), en la secretaría del centro educativo entre el 3 y el 20 de septiembre.

Con la concesión de esta partida de becas y ayudas al estudio, el Gobierno de Cantabria da debido cumplimiento al mandato de la Constitución Española que en su artículo 27 establece que “poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza”.