La Consejería de Educación sostiene una red de 135 comedores que atienden a 11.900 alumnos, de los cuales 7.000 reciben becas

Los 2,2 millones de euros que hoy ha aprobado el Consejo de Gobierno con destino a 60 comedores escolares de otros tantos centros públicos, corresponden a casi la mitad de la red de comedores escolares que dispone la Consejería de Educación. El resto, hasta completar los 135 comedores que funcionan este curso en los centros de Infantil y Primaria de nuestra región, fueron prorrogados por dos años en mayo pasado. Otros acuerdos referidos a Educación son la adjudicación de obras de mejora en un centro de formación profesional y en tres colegios de Infantil y Primaria de Cantabria. Para los responsables de la Consejería de Educación, todo ello son otros tantos ejemplos de que el Gobierno considera prioritaria la atención a la educación y no aplica recortes a pesar de la crisis.

7.000 alumnos reciben becas de comedor

Por lo que se refiere a los comedores escolares, la Consejería de Educación invierte 3.700.000 euros anuales en atender este servicio complementario en los centros públicos, un 2,5%  más que el año anterior. Gracias a esta fuerte inversión se garantiza la manutención diaria de 11.900 alumnos de Cantabria, además del mantenimiento de mobiliario e instalaciones. De ese total de alumnos, unos 7.000 reciben beca o ayuda de comedor; bien por motivos de transporte, al no disponer el centro de transporte a mediodía, o bien por motivos socioeconómicos familiares.

De los 135 comedores escolares, 128 han contratado el servicio con empresas del sector, en 2 de los casos la gestión corre a cargo del propio colegio, mientras que en el resto el servicio es diverso: a través de un restaurante, mediante convenio con su ayuntamiento, etc. La mayoría de las empresas contratadas por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte elaboran sus comidas en centros de producción de Cantabria, y compran la materia prima a proveedores homologados. En la contratación existen unas normas de funcionamiento que deben cumplir las empresas, relativas a la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad.

El servicio de comedor escolar se presta durante 145 días al año y es una buena base para el aprendizaje de comportamientos y hábitos alimentarios de los alumnos, que luego deben continuar en las familias.

Mejoras en cuatro centros

Aparte del capítulo relativo a los comedores escolares, el Consejo de Gobierno de hoy también aprobó la adjudicación de contratos por importe de 79.000 euros destinados a la impermeabilización parcial de los edificios de talleres y electrónica del Centro Integrado de Formación Profesional Nº 1 de Santander, sito en Peñacastillo. Además, el consejero informó sobre otras obras consistentes en la adecuación de un aula de 3 años en el colegio público ‘Bajo Pas’ de Arce y la adquisición de mobiliario para los colegios ‘Virgen de Valencia’, de Renedo de Piélagos, y ‘Manuel Lledías’, de Cartes.