Todos los centros educativos han permanecido abiertos y las clases se han impartido con normalidad

Unos 200 alumnos no han podido acudir hoy a clase por dificultades en el transporte escolar ocasionadas por la nieve y el hielo. Las zonas más afectadas han sido Potes y Reinosa, donde no ha funcionado ninguna de las rutas de transporte que suministran alumnos a los colegios públicos de ambas localidades, si bien la mayoría de los estudiantes se han desplazado por sus propios medios a los centros, donde la actividad lectiva se ha desarrollado con normalidad. A primera hora de la mañana no se había producido el cierre de ningún colegio en Cantabria, según el sondeo telefónico realizado por la Consejería de Educación.

Las dificultades de acceso al colegio de San Pedro del Romeral han provocado la inasistencia de 22 alumnos y la demora de algunos profesores, mientras que también se han producido incidencias en el transporte escolar  de los colegios de Valdeolea y Matamorosa, donde no han funcionado 4 rutas que han afectado a una treintena de alumnos. En Alceda, un autobús escolar devolvió a sus domicilios al alumnado que transportaba por el recrudecimiento del temporal.