Los colegios más afectados por las dificultades en el transporte escolar son los de Reinosa, Matamorosa, San Pedro del Romeral, Soba y Valdeolea

Casi un millar de alumnos no han podido reanudar hoy las clases tras el paréntesis navideño a consecuencia del temporal que afecta a Cantabria, según el escrutinio telefónico habitual que realiza el Servicio de Inspección de la Consejería de Educación cada vez que hay incidencias climatológicas de importancia.

La nieve y el hielo han impedido el funcionamiento con normalidad del transporte escolar y ha puesto en serias dificultades el acceso a pie a los centros. Los centros educativos más afectados son los de Reinosa, Matamorosa, San Pedro del Romeral, Soba y Valdeolea.

En estas localidades no ha funcionado ninguna ruta de transporte escolar y no ha habido clase en los colegios ‘Jerónimo Sáinz de la Maza', de Quintana de Soba, y en el de ‘Nuestra Señora del Roble', en San Pedro del Romeral. En el resto de los citados la ausencia del alumnado ha sido variable; así, en el instituto ‘Montesclaros' de Reinosa no han acudido a clase 350 alumnos, de una matrícula total de 572. Tampoco han funcionado las líneas del transporte en el colegio público anexo, lo que ha motivado la inasistencia de 70 niños y niñas.

En otros puntos del sur de Cantabria ha funcionado el transporte pero con incidencias en algunas de sus rutas. Así, en el colegio de Campoo de Suso no han funcionado tres de las rutas del transporte, lo que ha provocado la ausencia de 60 alumnos. Por esta misma razón no han reanudado las clases otros 50 alumnos del colegio público de Polientes, 90 alumnos del colegio ‘Concepción Arenal' de Potes, 30 del ‘Príncipe de Asturias' en Ramales y 28 del ‘Pintor Riancho' de Alceda.

En algunos casos no ha sido la ausencia de transporte el factor determinante, sino las dificultades de acceso del alumnado desde sus domicilios a sus centros, caso del colegio de Puente Nansa o del instituto ‘Jesús de Monasterio', de Potes, donde han faltado a clase 42 y 35 alumnos respectivamente.