Educación sustituirá dos veces por semana a los tutores de Infantil y Primaria para garantizar la continuidad de los aprendizajes - educantabria

Mostrando el intervalo 1 - 10 de 76 resultados.
null Educación sustituirá dos veces por semana a los tutores de Infantil y Primaria para garantizar la continuidad de los aprendizajes

Educación sustituirá dos veces por semana a los tutores de Infantil y Primaria para garantizar la continuidad de los aprendizajes

El curso pasado se destinaron más de 17 millones de euros para reemplazar a los docentes en situación de baja

La Consejería de Educación y Formación Profesional aumentará de una a dos veces por semana la frecuencia de sustitución de los tutores en las etapas de Infantil y Primaria, una medida pensada para “garantizar la continuidad de los aprendizajes” y que ha trasladado hoy la consejera, Marina Lombó, a las organizaciones sindicales que integran la Junta de Personal Docente en una reunión mantenida esta mañana en la sede de la Consejería. Serán los martes y los jueves, este último día coincidiendo con el llamamiento semanal habitual del resto de especialidades y cuerpos.

De esa forma, si, por ejemplo, un tutor de Infantil y Primaria se queda de baja un lunes, el centro podrá pedir la sustitución hasta el mediodía del martes, y el miércoles estará ya en el aula el docente sustituto.

Tal y como ha explicado la consejera, hasta el curso 2019-2020, las sustituciones eran semanales en todas las etapas. Con el COVID, Cantabria fue la única Comunidad Autónoma de toda España en realizar durante dos cursos completos (2020-2021 y 2021-2022) sustituciones diarias de los tutores de Infantil y Primaria para no romper los grupos de convivencia estable. Así, aunque los centros cuentan con horas de sustituciones, que se destinan a la atención de los grupos ante la falta de un docente, durante esa época se adoptó esta decisión para que cada ‘grupo burbuja’ tuviese sólo contacto con sus integrantes. Fue una decisión “meditada”, explica la consejera, y porque era necesario cumplir un doble objetivo: asegurar el cumplimiento de las medidas de COVID y garantizar que no se viese interrumpido el progreso académico del alumnado.

Todo ello pese a su coste, “muy importante” en palabras de la consejera. Así, el curso pasado, y sólo en la red pública, la Consejería de Educación y Formación Profesional destinó más de 17 millones de euros millones al pago de las sustituciones.

Ahora, ha explicado Lombó, esta medida que se adoptó entonces “por obligación” se adopta “por convicción”. “Sabemos que supondrá un nuevo esfuerzo económico importante, pero creemos que la medida se reveló como muy efectiva y merece la pena el esfuerzo en aquellas etapas, Infantil y Primaria, en las que el alumnado pasa la práctica totalidad de la jornada con un profesor tutor”, ha dicho la consejera.