La iniciativa forma parte del Plan de Inmersión Lingüística para la Enseñanza de Inglés que impulsa la Consejería

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte convoca un total de 70 ayudas económicas individuales para la realización por el profesorado público de Infantil y Primaria de estancias formativas de dos y cuatro semanas de duración en países de habla inglesa, con el fin de reforzar su competencia lingüística en dicha lengua. La cuantía individual máxima será de 2.000 o 3.000 euros según la duración de la actividad, y cubrirá los gastos de matrícula, desplazamiento y alojamiento. La convocatoria, que se publicó el martes 26 de junio, en el BOC, establece un plazo de diez días hábiles para presentar las solicitudes en la Consejería.

Las estancias formativas, que se realizarán entre el 1 de julio y el 31 de agosto, van destinadas a la realización de cursos de formación y actualización lingüística en lengua inglesa y cursos de actualización didáctica y metodológica; o bien cursos Comenius/Grundtvig.

Requisitos

Para solicitar estas subvenciones, el profesorado deberá acreditar el nivel B1 en Inglés del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. La concesión de ayudas por la Consejería tendrá en cuenta la realización durante el pasado curso académico de actividades de formación permanente relacionadas con la actualización lingüística en inglés, la participación en programas de educación bilingüe, en programas educativos europeos o en intercambios escolares organizados por el centro educativo.

Para recibir las ayudas, los beneficiarios de esas ayudas deberán justificar la realización de la actividad objeto de subvención antes del 15 de octubre.

Educación destina un total de 210.000 euros a estas ayudas económicas, que se inscriben dentro del Plan de Inmersión Lingüística para la Enseñanza de Inglés. Dicho plan comenzará a desarrollarse de forma generalizada el curso próximo, pero contempla acciones de este tipo este año para contribuir a la implantación de dicho plan. La Consejería considera la formación del profesorado como un factor clave del sistema educativo, razón por la cual la articula fundamentalmente a través del Plan Regional de Formación del Profesorado.