El centro santanderino ha participado en CyberOlympics de CyberCamp, una actividad organizada por el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE)

decroly cybercamp

En esta tercera edición de ámbito estatal, la Olimpiada de Ciberseguridad se celebra en Santander. Sus participantes son estudiantes de centros de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. La competición consiste en poner a prueba las habilidades técnicas que poseen los integrantes de los diferentes equipos españoles en los campos de seguridad en Internet y de nuevas tecnologías.

El equipo de Decroly lo formaron un total de seis miembros, estudiantes de Formación Profesional Básica y de Grado Medio de la familia profesional de Informática y Comunicaciones. La FP Básica estuvo representada por tres alumnos del ciclo formativo de Informática de Oficina (IO): Cristian Bustamante Rodríguez, de primer curso, y Anabella Oriana Biondini Degani y Pablo Elizalde García, de segundo curso; el grupo de Grado Medio contó con Jaime García Cifuentes, Kevin Díaz Tomero y Sergio Cea Gómez, todos ellos matriculados en segundo curso de Sistemas Microinformáticas y Redes (SMR).

El campeonato se realiza en dos fases. La primera de ellas, ya concluida, se ha desarrollado online, del 9 al 23 de octubre de 2017; la segunda, presencial, el viernes día 1 de diciembre de 2017 en el Evento CyberCamp que este año tendrá lugar en nuestra ciudad.

En la primera fase del atractivo programa ha estado implicados un total de 167 equipos provenientes de distintos centros educativos de toda España. Los grupos debían de tener un mínimo de cuatro participantes y un máximo de ocho, con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años.

Esta primera fase, online, ha consistido en dar respuesta a quince retos de habilidad, en modo war game, que cada equipo debía solucionar en sus respectivos centros y, posteriormente, enviar el resultado al INCIBE en los plazos de tiempo establecidos. Estos retos se descargaban de una plataforma accesible a través de Internet. Cada uno de ellos disponía de una serie de pistas que los concursantes podían solicitar si no conseguían resolverlo sin ellas. En ese caso, los “comodines” llevaban aparejada la consiguiente reducción de puntos, una vez solventado el desafío.

Los retos plantearon resolver aspectos de criptografía, esteganografía, conexión a otros equipos y captura de paquetes de información en la red, entre otros. Esto permitió a los alumnos ver aspectos que nunca habrían imaginado que existen.

Las propuestas de la Olimpiada resultaron ser de un alto nivel lo que requirió de una dedicación excepcional y un trabajo de profunda investigación para resolverlas. Gracias al gran esfuerzo realizado y al inmenso interés que demostraron los alumnos, el equipo de Decroly consiguió un meritorio puesto 40 del ranking de entre un total de los 167 equipos presentados, provenientes de centros de todo el territorio nacional.

La segunda fase y final, consiste en una prueba presencial en la que competirán los diez primeros equipos del ranking seleccionados en la primera fase. La prueba constará de una serie de retos de habilidad en modo war game, también, similares y complementarios a los de la fase online. Cada equipo deberá resolver esos lances de forma presencial, durante una ventana de tiempo concreta. De estos diez equipos participantes en la fase presencial saldrán los cinco ganadores que serán obsequiados con diversos premios.

La Olimpiada de Ciberseguridad representa una oportunidad para todos los participantes de constatar lo fácil que es acceder a su información y, en consecuencia, una ocasión para tomar muy en serio la importancia de adoptar todas las medidas de seguridad informática posibles y así mantener una relación con la tecnología sana y segura.

Acceso a la página web del centro en el directorio de Educantabria