Cada estudiante trabajó en su propio retrato, a partir del cuadro 'El hijo del hombre' del pintor surrealista

022017 kostka expo

A partir del cuadro del pintor surrealista René Magritte 'El hijo del hombre', se planteó a los alumnos de 4º ESO del Colegio Kostka de Santander un trabajo complejo y de proyecto, cuyo producto final fue la exposición que ahora mismo se puede disfrutar en la segunda planta del centro.

Magritte pintó 'El hijo del hombre' como un autorretrato. La pintura se compone de un hombre con abrigo, corbata roja y bombín de pie delante de un muro. Más allá se ve el mar y un cielo nublado. El rostro del hombre se oscurece en gran parte por una manzana verde flotando. Sin embargo, sus ojos se pueden ver asomando por el borde de la manzana.

Ha sido parodiado en gran número de ocasiones y es parte de muchas películas y carteles.

A los alumnos se les propuso hacer suyo este cuadro. ¿Cómo? Previamente se realizó un estudio pormenorizado de la línea y del color, incluyendo su psicología.

Tras ello, cada uno, basándose en un retrato que se les proporcionó en forma de fotografía, trabajó una elaboración individual de su rostro, plasmando su carácter, sus contradicciones y su forma de ser en ese rostro y modificándolo según el grado de abstracción que necesitase, haciéndolo más o menos figurativo.

Como homenaje al pintor, se colgaron los autorretratos de los alumnos en el techo del pasillo coronados por un bombín cada uno, y el título de la exposición, 'Bombines en el cielo', también se colocó en el techo. Así, se obliga a mirar hacia arriba, salir de nuestra comodidad e intentar entender qué quiere decir cada autorretrato y qué nos transmite cada alumno en la exposición.

Descargar | imagen1, imagen2, imagen3, imagen4, imagen5, imagen6, imagen7, imagen8

Acceso a la web del centro en el directorio de Educantabria