Los estudiantes leyeron un manifiesto en la Plaza del Ayuntamiento de Santander

lasllamas same

 

Los alumnos de 1º de ESO del instituto Las Llamas, de Santander, celebraron en abril la 'Semana de Acción Mundial por la Educación' (SAME) con una actividad por las calles de la capital cántara.

Manifiesto leído en la SAME en la Plaza del Ayuntamiento de Santander:

"Si todas las personas supieran que las palabras son más fuertes que las armas, que los lápices son más eficaces que las espadas, y que la ignorancia es la madre del atrevimiento, todo sería perfecto; pero no, la perfección no existe, así que tenemos que ser lo más perfectos posibles imperfectamente, y para ello hoy estamos aquí reunidos, luchando por la educación internacional.

Nuestro mayor problema es que no sabemos mirar mas allá de nuestras propias fronteras. Nos pensamos que con un trozo de pan, una persona pobre puede ser feliz. Lo peor de todo esto es que es cierto, pero esta felicidad no dura para siempre. “No le des un pez a un pobre, enséñale a pescar”.

Los niños de hoy en día nos preocupamos más de ver cuándo terminamos las clases que de la suerte que tenemos de tener una buena educación, mientras que en otros países darían toda su riqueza por poder asistir al colegio aunque solo fuera durante un tiempo.

En nuestra clase hay casi tantos niños como niñas, lo cual no es normal en otras culturas: las mujeres no siempre tienen derecho a la educación y a algunas hasta las matan por querer estudiar. No solo son terroristas los que no las dejan estudiar, sino que a veces son sus propios padres, puesto que piensan que las mujeres deben quedarse en casa cuidando de sus hermanos y haciendo las tareas domésticas.

El no ir a la escuela favorece la violencia de género. Somos 2 100 millones de niños en el mundo, de los cuales el 77 % sigue sin poder ir a la escuela, una cifra muy inferior a la de hace cinco años, pero todavía "inaceptable".

Cuatro de cada diez niños crecen sumidos en la pobreza, la desnutrición y sin poder ir a la escuela. Los que más probabilidades tienen de no ir nunca a la escuela, o de abandonarla prematuramente, son sobre todo las niñas.

Por término medio, un niño nacido de una madre analfabeta tiene dos veces más probabilidades de no ir a la escuela que uno menor cuya madre ha recibido alguna educación.

Observemos el grave problema que supone la explotación laboral infantil y que es una de las causas principales para que los niños no vayan al colegio. Aunque se ha reducido en los últimos años, en el mundo unos 218 millones de niños trabajan y el 75 % de ellos son menores de 14 años.

De este total, 126 millones tienen entre 5 y 17 años, y sufren las peores formas de explotación, como es el tráfico de personas, la servidumbre por deudas, la esclavitud y la prostitución.

Estamos aquí:
Porque los maestros pueden abrir la puerta pero solo tú puedes entrar.
Porque nunca hay que considerar el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para entrar en el maravilloso mundo del saber.
Porque hay que vivir como si fueras a morir mañana y aprender como si fueras a vivir siempre.
Porque la educación es el arma más poderosa que se puede utilizar para cambiar el mundo.
Porque si hay educación no hay distinción de clases.
Porque la educación es el vestido de gala para asistir a la fiesta de la vida.
Porque la educación es la vacuna contra la violencia y la ignorancia.

Y PORQUE LA EDUCACIÓN NO ES LA RESPUESTA A LA PREGUNTA SINO EL MEDIO PARA ENCONTRAR LA RESPUESTA A TODAS LA PREGUNTAS."

Para ver más imágenes de la actividad, se puede visitar el periódico digital del instituto.

Acceso a la web del centro en el directorio de Educantabria