muriedas

Este mes de octubre ha arrancado en Muriedas el primer intercambio con el Lycée Renaudeau de Cholet, en Francia. Es el resultado de un trabajo comenzado el curso pasado en el que han participado un total de 41 alumnos españoles y franceses. 

El 4 de octubre a las 8 de la mañana y con bastantes nervios  en el cuerpo, aunque también con muchas ganas y mucha ilusión, empezaba nuestro viaje hacia Cholet. Después de 10 horas de autobús llegamos a nuestro destino: padres, profesores y alumnos franceses nos esperaban con los brazos abiertos. Comenzaba entonces nuestra intensa semana llena de visitas y actividades muy diversas. Hemos podido asistir a algunas clases allí en el instituto, paseado por Cholet, Angers, Nantes y Saumur, recorrido sus imponentes castillos llenos de historia y conocido de primera mano una importante fábrica de brioches. También hemos visitado la Escuela Nacional de Equitación “Le Cadre Noir” e incluso practicado un poco de deporte en la Pista de Patinaje sobre hielo “Glisséo” donde, al ritmo de la música, agotamos las pocas fuerzas que nos quedaban ya el último día.

Por las tardes cada alumno ha podido disfrutar de su estancia en las familias, que se han volcado en intentar que nuestros alumnos se acercaran a la cultura y tradiciones del país. Nos consta que han probado especialidades culinarias, que han hecho visitas y que han estado muy atentos a esos pequeños detalles de la vida cotidiana que marcan la diferencia entre estas dos culturas y que tan difíciles son de ver desde nuestras aulas.

Una semana después el autobús de vuelta a casa venía algo más lleno pues nos acompañaban dos profesores y todos nuestros correspondants. Ahora les tocaba a ellos disfrutar de Cantabria y conocer más de cerca nuestra vida y costumbres.

Además de las actividades realizadas con las familias, los alumnos franceses han visitado Santander y recorrido la bahía en barco, Liébana (Potes, Santo Toribio, Fuente Dé y Picos de Europa, Santillana del Mar, Comillas y Cabárceno). Además, han acudido al I.E.S. Muriedas durante una jornada escolar, para conocer el sistema educativo español, y han sido recibidos por el alcalde de Camargo y el concejal de Educación, que les han hablado de nuestro municipio.

Pero el tiempo pasa rápido y el día 17 de octubre no tardó en llegar. Mezcla de sentimientos otra vez a las 8 de la mañana en la puerta de nuestro instituto: contentos de la experiencia y tristes por la separación de aquellos con los que hemos convivido durante 15 días. En fin, esperemos que sea sólo un “hasta la próxima”.

Enlace a la web del Centro a través del directorio de Educantabria