Durante su estancia tuvieron la oportunidad de conocer el proceso de elaboración de las famosas anchoas y bonito de Santoña  y de pescar en el puerto pesquero de la villa.

Los alumnos de 5 años del Colegio Santa María Micaela de Santander han pasado dos días en el Albergue Juvenil de Santoña. Para la mayoría de los pequeños se trató de la primera noche fuera de casa y la experiencia resultó enormemente emocionante.

El día 8 de mayo por la mañana partieron del Colegio Santa María Micaela de Santander hacia Santoña, donde, fueron recibidos por los monitores del Albergue Juvenil que les enseñaron las instalaciones. A continuación, llegó el tiempo de la diversión con los juegos cooperativos. Por la tarde probaron sus habilidades como escaladores en el rocódromo y practicaron el tiro con arco. Después de cenar hubo tiempo para más juegos para acabar la jornada disfrutando de una discoteca con cañón de humo y burbujas.

El viernes la jornada comenzó en el muelle del puerto de Santoña, donde los chavales probaron su destreza como pescadores. Capturaron algunos peces que posteriormente fueron devueltos al mar. Posteriormente, fueron recibidos en la lonja, donde les enseñaron las instalaciones y les explicaron su funcionamiento. Para terminar la mañana, visitaron “Conservas Emilia”, donde conocieron de primera mano el proceso de elaboración de las famosas anchoas y del bonito del Cantábrico y pudieron degustar ambos productos. Ya de vuelta en el albergue y después de comer, hubo tiempo para más juegos antes de emprender el  regreso a casa.

En resumen, una experiencia inolvidable para todos los niños y sus profesores ahora que ya terminan su etapa de Educación Infantil.

Enlace a la web del centro a través del directorio de Educantabria |