El pasado 22 de Octubre, alumnos del Colegio Ángeles Custodios visitaron virtualmente el detector de muones que halló el bosón de Higgs, en la primera multiconferencia en español del CERN

particulas

Más de 50 alumnos de Secundaria y Ciclos Formativos del Colegio Ángeles Custodios conocieron ayer de primera mano los secretos del Gran Colisionador de Hadrones y de uno de los detectores que permitió hallar evidencias del bosón de Higgs. Los estudiantes de Física de 3º y 4º de la ESO participaron en una iniciativa pionera que les dejó un buen sabor de boca: la primera multiconferencia en español que se efectuaba directamente con el CERN (la Organización Europea para la Investigación Nuclear), en la frontera de Francia y Suiza. El motivo: la concesión a quienes postularon teóricamente la existencia del bosón de Higgs del Premio Príncipe de Asturias y, posteriormente, del premio Nobel.

El físico español Jesús Puerta Pelayo ejerció de guía y mostró 100 desde 100 metros bajo tierra, vía webcam las "tripas" del que es el aparato más sofisticado que ha creado la especie humana: un detector de unas 12.000 toneladas que actúa "como una precisa cámara fotográfica que puede realizar 40 millones de fotos por segundo", señaló Puerta Pelayo ante los atentos alumnos. Se trata del Solenoide Compacto de Muones (CMS, siglas de su nombre en inglés), un detector que identifica las partículas que se generan tras la colisión de haces de protones.

Los estudiantes de los Ángeles Custodios compartieron la experiencia con otros dos centros españoles: el Ramiro de Maeztu de Madrid y el I.E.S. La Magdalena, de Avilés. Trabajadores del Instituto de Física de Cantabria, Rocío y Celso, acompañaron también en ciberconferencia a los alumnos, así como físicos asturianos del Grupo de Física Experimental de Altas Energías de la Universidad de Oviedo y expertos del Centro de Investigaciones Energéticas Mediambientales y Tecnológicas (CIEMAT). Los profesores del departamento de Física de Los Ángeles Custodios, Marta Herrero y Tomás Lamadrid, calificaron de muy positiva la experiencia.

"Este ha sido un año de buena cosecha, si hiciéramos un símil con el vino", indicaron los expertos del CIEMAT antes de empezar con una breve exposición de la historia del CERN a los atentos alumnos que seguían la ciberconferencia múltiple en una la biblioteca del Centro, situado en la C/ León Felipe, frente al Palacio de Festivales.

Algunas de las cifras del CMS resultaron muy gráficas para los alumnos: al tiempo que la temperatura en las colisiones de protones alcanza los 160.000 billones de grados centígrados y se convierten en las más elevadas del universo (comparables a los instantes posteriores al Big Bang), la refrigeración con helio líquido de los superconductores que permiten crear los potentes campos magnéticos para dirigir los haces de protones hace que también se alcancen las temperaturas más bajas del sistema solar: sólo 271,3 grados centígrados bajo cero.

Los alumnos santanderinos tuvieron ocasión de preguntar sobre el por qué la materia prevaleció sobre la antimateria, qué repercusiones tiene en nuestra vida cotidiana los experimentos que se llevan a cabo allí, y sobre la existencia de otros aceleradores de partículas en el mundo.

No faltó la pregunta sobre el coste de la investigación de partículas. "¿Es rentable?", preguntó un alumno madrileño. "En investigación, como en educación, lo que se gasta no se mira en términos de rentabilidad, sino de inversión para el futuro", le respondieron desde el CIEMAT.

El objetivo del encuentro, a través de la aplicación de videoconferencias Hangout de la red Google+ era «acercar la investigación de partículas y de lo que estamos haciendo» a las siguientes generaciones, según explicaron. Todos a posteriori estuvieron de acuerdo en el éxito que tuvo esta “quedada” que se pudo seguir en directo y que se puede ver en la actualidad desde la web del Colegio: www.angelescustodios.org  y desde el siguiente enlace del CIEMAT: http://wwwae.ciemat.es/cmshangout/