El bocadillo solidario une a todo el Colegio Esclavas de Santander por una buena causa, recaudar dinero para la captación de agua en el medio rural como parte de un proyecto de Manos Unidas.

1.075 bocadillos solidarios en el Colegio Esclavas para ayudar a una localidad de Benin

Como todos los años el colegio se une a la Campaña contra el Hambre de Manos Unidas, asociación de la Iglesia católica en España para la ayuda y promoción de los países en vías de desarrollo. Este año, bajo el lema “quien más sufre el maltrato al planeta no eres tú. Colaborar está en tu mano”, nos hemos comprometido con un proyecto que están realizando: la captación de agua en el medio rural en Gamia una localidad en Benin, África.

La población a la que va dirigida este proyecto es un conjunto de tres etnias que conviven en la misma zona: baribás (etnia mayoritaria), gandós y peuls. Las dos primeras sedentarias y de agricultores, la tercera nómada y ganadera. El 60% de la población cuenta con menos de 25 años. El nivel económico es muy bajo y la mayoría de la población vive de la agricultura de subsistencia con menos de un dólar al día. La mujer es la verdadera dinamizadora de la familia y la sociedad y debe desenvolverse a lo largo de todo el año para hacer frente a la escolaridad, alimentación, salud, etc. de los hijos. Los principales beneficiarios de este proyecto de captación de agua serán las mujeres y los niños. Se ha elegido a Gamia como localidad destinataria del proyecto, porque es la más poblada y no tiene agua en la primera capa del subsuelo por lo que hay que perforar 80 metros para conseguirla.

Desde el colegio se han realizado diversas acciones como la Eucaristía de solidaridad en la que la colecta ha ido destinada a este proyecto y el bocadillo solidario, gesto en el que ha participado toda la comunidad educativa, vendiéndose 1.075 bocadillos y al que han asistido voluntarios de Manos Unidas, además de exhibiciones deportivas de judo, baloncesto y gimnasia rítmica para disfrute de todos los asistentes.

También se está realizando en el centro una campaña de reciclaje de móviles para proteger los ecosistemas africanos. Se trata de aportar un móvil en desuso para ayudar a reutilizar terminales y reducir la insostenible demanda de sus componentes. De este modo se reciclan elementos útiles, se tratan adecuadamente los materiales tóxicos y se evita la contaminación del medio.

 

Acceso a la web del centro en el directorio de Educantabria