Los alumnos pudieron ver todo el proceso productivo de la planta que, en el año 2015, gestionó 223.301 toneladas de residuos

decroly meruelo

Alumnos y profesores de segundo curso del ciclo formativo Gestión Administrativa (GAD) de grado medio y de Gestión de Ventas y Espacios Comerciales (GVEC) de grado superior de Decroly visitaron las dependencias del Complejo Medioambiental de Meruelo acompañados por sus profesores Adela Sáiz Carrera y Alvaro Peña López.

La expedición se concentró a las 9.15 de la mañana en los aledaños de Decroly para coger un autobús que trasladaría a alumnos y a profesores hasta la sede del Complejo Medioambiental, en la localidad de Meruelo.

A las 10 de la mañana, alumnos y profesores arribaron a su destino, donde fueron recibidos en el punto de encuentro del Complejo Medioambiental por Raquel Rey Tirilonte, la persona responsable de Relaciones externas y del servicio de básculas del complejo. Después de los protocolarios saludos de bienvenida, la expedición se dirigió a una sala en la que Raquel procedió a explicar a la delegación de Decroly el funcionamiento del Complejo Medioambiental y, a continuación, a realizar una visita guiada a sus instalaciones.

En la primera parte del encuentro se produjo, además, la presentación de un vídeo explicativo. Asimismo, Raquel Rey informó que el Complejo Medioambiental de Meruelo comprende la planta de tratamiento integral de residuos sólidos urbanos (TirCantabria), el vertedero de residuos no peligrosos, la planta de lixiviados, la de aprovechamiento energético de biogás y el centro de almacenamiento temporal (CAT). En la planta TirCantabria, afirmó la guía de la visita, se reciben los residuos sólidos procedentes de los municipios cántabros y es allí donde se lleva a cabo la selección de los componentes reciclables (papel-cartón, envases ligeros, vidrio), así como de la materia orgánica que se destina a la producción de compost. El combustible que se origina al término de este proceso del proceso, denominado Combustible Derivado de Residuos (CDR), se aprovecha para generar energía eléctrica.

En el año 2015, abundó Rey Tirilonte, se gestionaron 223.301 toneladas de residuos y se produjeron 93.229 megavatios. Por si fuera poco, en el proceso de fermentación del resto de residuos, se genera gran cantidad de biogás que es dirigido a la planta de aprovechamiento energético anexa. Los lixiviados se tratan en la planta colindante, concluyó.

En la segunda parte, Raquel Rey mostró in situ todo el proceso productivo que previamente había explicado a la expedición. Posteriormente, animó a los estudiantes a considerar trabajar en un futuro en estas instalaciones, en base a unas más que aceptables condiciones laborales. Una vez finalizada la visita, estudiantes y profesores regresaron a Decroly con la satisfacción de haber visto en la práctica muchos de los contenidos formativos que estudian en distintos módulos de sus respectivos planes de estudio.

Acceso a la página web del centro en el directorio de Educantabria