El centro cree que es imprescindible conocer las emociones y saber trasmitirlas para conseguir el desarrollo integral de la persona


El arte, en todas sus facetas, es un vehículo muy importante para trasmitir y entender las emociones. A lo largo de este trimestre, el centro educativo ha trabajado en asociar los colores a nuestros más íntimos sentimientos. La alegría, el miedo, la pena, la soledad, la felicidad… ¿de qué color lo pintarías tú?
Uno de los pilares del proyecto de la  Fundación Botín es “Reflejarte”. Es un recurso educativo que vincula las artes plásticas con la educación emocional, social y de la creatividad. El CEIP Pintor Escudero Espronceda parte del convencimiento de que para conseguir el desarrollo integral de la persona no solo es necesario ser competente a nivel de contenidos curriculares sino que también es imprescindible conocer nuestras emociones y saber trasmitirlas, así como saber entender las emociones de los demás.


El  trabajo se ha dividido en tres etapas interrelacionadas entre sí, que son: 1) observar diferentes obras artísticas y exteriorizar sus emociones, sentimientos, etc., 2) visualizar algunas obras a través de galerías de arte virtuales y 3) creación de nuestras propias producciones.

Las obras resultantes son una forma de plasmar esas emociones en arte, el espectador mirará las obras e intentará entender nuestras emociones.

Como colofón de este proceso se realizará una exposición de los productos resultantes. Por ello, a lo largo de  la próxima semana se inaugurará la exposición para que las familias puedan visitarla. También desde el comedor escolar se está trabajando la educación emocional a través de los alimentos para completar la labor desarrollada en las aulas, ya que entendemos que esta actividad debe ser abordada de una forma global.

Ver ficha del CEIP Pintor Escudero Espronceda en el directorio de centros educativos de Cantabria