La actividad estuvo coordinada por Antonio Díaz y Medrano, agentes del Medio Natural de la comarca forestal13, encargada de velar por la seguridad y preservación de nuestros espacios naturales, en los que se incluyen los ríos y sus habitantes, como es el caso del salmón

saja nansa

Alumnos de la familia forestal del IES Foramontanos de Cabezón de la Sal, han participado en la suelta, al rio Nansa, de 5600 esguines de salmones, durante una nueva salida didáctica organizada por el profesorado correspondiente a los ciclos medio y superior de Forestales

La actividad: la suelta

De nuevo en la práctica y una vez reunidos todos los agentes implicados en la actividad en el punto de encuentro fijado en el río Nansa, tanto los guardas forestales como los técnicos del Centros Ictiológico de Arredondoencargados de cuidar y transportar a los jóvenes salmones, nos dan las explicaciones precisas a cerca del procedimiento de liberar salmones en el río.

La actividad en sí es sencilla pero ha de hacerse con mucho cuidado, pues cualquier error, tropiezo o imprudencia se puede pagar con la vida de alguno de estos "pezqueñines". En primer lugar nos dividimos en grupos de 4 a 6 personas, cada grupo se hace cargo de un balde donde se transportan los salmones desde un recipiente nodriza hasta el río.

Ya en el río los grupos de alumnos deben separarse a lo largo de la orilla a una distancia mínima de 13 metros aproximadamente, con el fin de hacer una repartición homogénea y distribuida de los salmones, evitando de esta manera grandes aglomeraciones de esguines en un mismo punto.

El siguiente paso es encontrar un lugar propicio para soltar, finalmente y de forma lenta a ras de agua, a todos los pequeños salmones, volcando ligeramente el balde contenedor hasta ser vaciado completamente. Seguidamente y cambiando de ubicación, se procede a repetir la operación hasta realizar la totalidad de la suelta.

El salmón en Cantabria puede considerarse un símbolo más de un movimiento proteccionista de primer orden como lo es el oso o el urogallo. Como en todos los procesos regenerativos de especies o hábitats, el proceso de la reintroducción del salmón en Cantabria, es lento y muy delicado, debido a las modificaciones que han ido sufriendo nuestros ríos por la mano del hombre.

Esperamos que dentro de unos años, podamos ver a alguno de estos viajeros del mar con patria en agua dulce de regreso al Nansa y quien sabe quizás sea alguno de los que soltamos.