Navarro Durán dio una charla sobre "El Tesoro de los Clásicos" en la que hizo un recorrido por los máximos exponentes de la española

Rosa Navarro Durán explica

Dentro de los actos conmemorativos de la “Semana del Día del Libro” que, como cada año, celebra el IES Besaya de Torrelavega, el Equipo de la Biblioteca ha conseguido, otro éxito de convocatoria. Dentro del Plan Lector, que se centraliza en los miembros de este equipo, se han organizado muchos actos a pesar del poco presupuesto que había.

Para fomentar la lectura de los clásicos adaptados entre nuestros alumnos, este año, el acto de clausura contó con la presencia de Rosa Navarro Durán, catedrática de Filología Española de la Universidad de Barcelona y especialista en Literatura del Siglo de Oro, período sobre el cual ha publicado centenares de artículos y decenas de libros.

Rosa Navarro Durán lidera las investigaciones filológicas sobre una de las obras clave de nuestra literatura áurea: el Lazarillo de Tormes, pues afirma que su autor, tantos años secretamente escondido, no es otro que el erasmista secretario de cartas latinas del emperador Carlos V, el conquense Alfonso de Valdés. La catedrática desgranó su teoría, fundada en bases tanto filológicas como históricas y textuales, el día anterior para clausurar, de manera espléndida, el XIX Simposio de Actualización Científica y Didáctica para Profesores de Español organizado por la Asociación de Profesores de Español “Gerardo Diego” de Cantabria, cuya sede se encuentra en el IES Besaya de Torrelavega.

En su charla sobre "El Tesoro de los Clásicos", Navarro se centró en dos aspectos: primero se refirió, con un ejemplar facsímil del Lazarillo encontrado en Barcarrota en sus manos, a sus investigaciones sobre esta obra insigne de la literatura universal, que es un libelo erasmista contra la Iglesia de su época, y explicó cómo comenzaron y avanzaron sus investigaciones sobre su autoría; y continuó fijándose en los grandes clásicos de la literatura universal y española que ella ha adaptado para nuestros jóvenes, para que estén a su alcance y puedan sacar de ellos el máximo provecho. Se refirió a la historia contada por Homero en La Odisea y cómo hubiera cambiado la vida de Ulises y de los suyos si en vez de volver a su amada Ítaca se hubiera quedado en la isla con la ninfa Calipso. Ulises no habría visto nunca más a su familia a pesar de haber tenido todo lo material junto a la ninfa, por eso decidió volver a su casa. Su viejo padre, su amada esposa y sus queridos hijos, incluso su amado Argos, su fiel y viejo perro, nunca habrían vuelto a ver sus ojos y se habrían muerto pensando que Ulises había perecido en la Guerra de Troya. Esta metáfora sirvió para que nuestros alumnos se dieran cuenta de que tenían que trabajar más y para que no dejaran de pensar en su futuro y que una vez que tenían algo entre las manos, no debían dejarlo escapar.

Su lección de futuro, basada en el conocimiento de los clásicos, el Poema de Mio Cid, los cuentos de El conde Lucanor, La Celestina, el Quijote, las Novelas Ejemplares y el Lazarillo, entre otros, a los que pronto se unirá una adaptación suya sobre El Libro del caballero Zifar, se cerró con preguntas de los alumnos asistentes a la charla, que se mostraron muy receptivos y que quisieron saber más sobre la vida y la obra de Rosa y, ya que en esos días acababan de trabajarlo en el aula, sobre sus investigaciones acerca de la autoría del Lazarillo de Tormes.

Desde la Biblioteca y la Dirección del IES Besaya agradecen a Rosa Navarro Durán su gesto cómplice para con los clásicos, por contribuir al fomento de su lectura entre los jóvenes y por su lección de vida, filología y amor por la literatura. “¡Ánimo y no os dejéis vencer nunca si pensáis que estáis en lo correcto!”, esa fue la lección magistral de esta apasionada filóloga.

Ver ficha del IES Besaya en el directorio de centros educativos de Cantabria