En el ámbito de las habituales relaciones institucionales de Decroly con empresas y organizaciones empresariales se ha celebrado la “V Jornada informativa sobre prácticas no laborales” el pasado jueves 19 de enero en el salón de actos del centro

El director, Fco. Javier Muñiz Bárcena, quien estuvo acompañado por el jefe de estudios, Pedro Cuesta y por Gonzalo Cayón, secretario general de COERCAN -Federación del Comercio de Cantabria-

La presentación corrió a cargo del director, Fco. Javier Muñiz Bárcena, quien estuvo acompañado por el jefe de estudios, Pedro Cuesta y por Gonzalo Cayón, secretario general de COERCAN -Federación del Comercio de Cantabria-, entidad que aglutina 40 asociaciones y 3.000 empresas del sector. Entre los asistentes se encontraban una representación de alumnos y profesores; la coordinadora del área de formación en centros de trabajo, Maite Muñiz y representantes de empresas y entidades como Alberto Carbayo, de Industrias GOMUR; Begoña Castaño, de ASCAN GEASER o Miguel Ángel Cuerno, presidente de COERCAN y de ANCERA -Asociación Nacional de Recambistas del Automóvil-, patronal que agrupa 7.000 empresas de ese sector.

La jornada tuvo por objeto informar y debatir sobre las ventajas y oportunidades que representa la entrada en vigor de la normativa que regula las prácticas no laborales de los jóvenes titulados que cumplan los requisitos establecidos.

La génesis legal de este evento se retrotrae, en primera instancia, a la ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social que, en su Disposición Adicional Tercera, se refiere a la Seguridad Social de las personas que participan en programas de formación. Posteriormente, el Real Decreto 1493/2011, de 24 de octubre, regula los términos y condiciones de inclusión en el Régimen de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación. Finalmente, el Real Decreto 1543/2011, de 31 de octubre, regula las prácticas no laborales en empresas a partir del día siguiente a su publicación en el BOE el 18 de noviembre.

Decroly ha seguido el desarrollo legislativo de esta normativa que da pie a la implantación de las prácticas no laborales en empresas con la garantía jurídica necesaria de una actividad imprescindible en el desarrollo personal y profesional de los jóvenes titulados, tanto en los niveles de formación profesional como universitario. Para ello, entre otras actuaciones, representantes de Decroly han mantenido sendas reuniones con el director general de Formación Profesional y Educación Permanente, Enrique Haya Porrero y con Víctor Díez Tomé, jefe de servicio de formación del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), con el fin de clarificar algunos aspectos técnicos del Real Decreto, de cara a su difusión entre el conjunto de la comunidad educativa decroliana y su posterior aplicabilidad.

Fruto de las actuaciones mencionadas, el equipo directivo de Decroly ha impulsado mecanismos de información y propagación de esta medida que amplía las oportunidades de empleo al colectivo de jóvenes titulados de edades comprendidas entre los 18 y 25 años. Para ello, la normativa sobre prácticas no laborales ha sido debatida ampliamente, en sesiones ordinarias del equipo directivo, claustro de profesores y junta de delegados. Es evidente que la adquisición de habilidades y competencias prácticas en un entorno real de trabajo conllevará, con seguridad, la posterior empleabilidad de este colectivo de jóvenes, especialmente “maltratado” y afectado por la crisis económica que invade a nuestra sociedad.

La intervención del director, precedida de un comentario sobre los últimos datos publicados esa misma mañana por el Fondo Monetario Internacional (FMI) relativo a una estimación de recesión en España del 1.7% en 2012 y del 0.3% para 2013, se centró en los puntos clave del Real Decreto. Un apartado de su presentación se refirió a los aspectos técnicos derivados del convenio preceptivo entre la empresa y el EMCAN, en el caso de Cantabria, y el/los modelos de acuerdo –plantillas- en los que deberá quedar reflejado el compromiso entre empresa y joven en prácticas laborales que deberá ser presentado y registrado en las oficinas de empleo. La información a la representación legal de los trabajadores de las empresas afectadas por el convenio citado; la preselección de los candidatos; la actuación de la inspección; la certificación de las prácticas a la finalización de las mismas, fueron algunos de los temas abordados.

Gonzalo Cayón intervino para relatar la realidad del estado actual del empresariado y manifestar que su mente se encuentra en temas de otra envergadura. Calificó, no obstante, el Real Decreto de posibilista y se comprometió a difundir esta opción profesional entre las asociaciones y empresas afiliadas a su federación. Pedro Cuesta acotó algunos aspectos técnico-jurídicos. Finalmente, después de resumir los datos y comentarios de los ponentes y las grandes líneas del Real Decreto, se inició el coloquio. La intervención de un significativo número de participantes permitió a la audiencia conocer las impresiones de personas de distintas sensibilidades. Entre el profesorado asistente hubo división de opiniones con respecto a la bonanza de este Real Decreto. Los alumnos razonaron su posición favorable a la implantación de las prácticas no laborales y Miguel Ángel Cuerno presentó su visión sobre la realidad actual y posición de los agentes económicos y sociales ante la inminente reforma laboral.

La jornada se cerró con una intervención de Javier Muñiz recordando que este evento obedece al compromiso permanente de Decroly con la comunidad educativa y con la sociedad de Cantabria en materia de formación y empleo, eso sí, recordando que, en esta ocasión, Decroly es solamente el “mensajero” de una realidad legal, independientemente de las opiniones individuales de cada cual.


Ver ficha del Centro Concertado Decroly en el directorio de centros educativos de Cantabria