Características generales

La prueba de Expresión e Interacción Escrita constará de dos tareas siguiendo unas instrucciones específicas y con extensión determinada.

El desarrollo de una tarea distinta a la propuesta invalida la misma, por ejemplo: si se debe escribir una carta formal expresando una queja y se redacta un texto correcto con formato de carta en el que se pide información sobre un producto, el ejercicio no será calificado.

Se proporcionará una hoja para ser utilizada como borrador. En cualquier caso, en la hoja de respuesta debe aparecer únicamente el texto que será evaluado.

La tarea deberá realizarse con tinta azul o negra. En ningún caso se corregirá una tarea escrita a lápiz.

 

Consejos prácticos

Es aconsejable revisar los posibles temas sobre los que se le pedirá escribir (punto 8 de la Guía del Candidato,) y cómo se puntúa cada criterio (punto 10 de la Guía del Candidato). Así podrá ver cuáles son los aspectos valorados y podrá determinar cómo prepararse y mejorar.

Planifique bien lo que va a escribir: dedicar un poco de tiempo inicial a hacer un esquema de la tarea suele garantizar un texto coherente.

Si escribe un borrador completo, asegúrese de reservar tiempo suficiente para poder transferirlo a la hoja de examen.

Número de palabras: el número de palabras que suele indicarse tiene la finalidad de asegurar que el texto permite una valoración adecuada conforme a la tarea propuesta. Intente que su tarea tenga un desarrollo equilibrado respetando aproximadamente el número de palabras solicitado. No obstante, un texto excesivamente largo o corto se verá penalizado en el apartado de adecuación a la tarea.

Asegúrese de que su letra sea legible: el corrector no puede interpretar una caligrafía que dé lugar a dudas. Hay ocasiones en que la mala letra impide distinguir si la ortografía es correcta (por ejemplo, si no diferencia entre mayúsculas y minúsculas se pueden producir errores de comprensión y coherencia en el texto).

Es aconsejable que antes de entregar la prueba se asegure de reservar unos minutos para releer sus tareas e intentar corregir los errores que detecte.

Esta prueba es su ocasión para demostrar todo su conocimiento de la lengua y su capacidad de uso práctico de ésta según el nivel del que se está evaluando (tenga en cuenta que una redacción sin errores pero que no se adecúe al nivel requerido en lo que se refiere a léxico, recursos gramaticales, etc., será considerada no apta). Para la comisión evaluadora, es el momento de medir y valorar el grado de eficacia en su uso del idioma relativo al nivel de referencia, por lo que debe hacer uso de toda su capacidad.

 

IMPORTANTE: las pruebas se realizarán sin material de referencia (diccionarios) ni recursos electrónicos (móviles, tablets, etc.)